El gran ganador del gran Mundial de EE UU en Brasil es la MLS

Johnson antes de comenzar la prórroga ante Bélgica /
Johnson antes de comenzar la prórroga ante Bélgica

El partido ante Alemania superó en audiencia a la SuperBowl

COLPISA / AFPSAO PAULO

En las oficinas de la MLS en Nueva York, todos los ojos estaban puestos este martes en el Mundial de Brasil-2014, donde el equipo de Estados Unidos cayó con las botas puestas ante Bélgica 2-1 en la prórroga luego de resistir 90 minutos de juego con el marcador 0-0.

El mismo día, funcionarios de la Major League Soccer celebraban en Orlando, Florida, la llegada del mediocampista ofensivo brasileño Kaká, quien en 2002 ayudó a Brasil a ganar su quinta Copa Mundial y que firmó un contrato con el equipo de expansión de la MLS Orlando City.

Ambos eventos parecen ser la creciente comprensión de que el fútbol ha conseguido más que un punto de apoyo en los Estados Unidos, y que el fatalismo 'anti-fútbol' que siguió al colapso de la Liga de Fútbol de América del Norte en el año 1984 se ha marchitado.

«Somos una nación de fútbol»

En Brasil, el equipo de Estados Unidos, bajo el mando del entrenador alemán Jürgen Klinsmann, impresionantemente logró superar el llamado 'grupo de la muerte' con Alemania, Portugal y Ghana, una hazaña que muchos observadores describieron como poco menos que imposible. "¡Hemos demostrado al mundo que somos una nación de fútbol!", dijo después del partido contra Bélgica el comisionado de la MLS, Don Garber.

Los estadounidenses han estado pegados a la acción en Brasil y la prueba fueron los 14 millones de espectadores que vieron por televisión el partido en el que Alemania venció (1-0) a Estados Unidos el jueves pasado, además de 1,7 millones en línea, más que la SuperBowl del football americano, el evento deportivo más grande en Estados Unidos.

Por tal motivo, el comisionado Garber dijo que "tenemos que ser una liga de elección para los mejores jugadores de América". La MLS estadounidense ha ganado en contrataciones de superestrellas como el francés Thierry Henry (New York Red Bulls), el español David Villa y ahora Kaká, que firmaron con los equipos de expansión para el próximo torneo de Nueva York y Orlando, respectivamente.

La MLS, creada en 1996 después de la exitosa organización de la Copa Mundial de Estados Unidos, ya no es vista como el pariente pobre de las principales ligas de deportes como el football americano de la NFL, las Grandes Ligas de béisbol y el baloncesto de la NBA.

Villa y Kaká jugarán en la MLS

Con una media de 18.608 espectadores por partido, la MLS tiene la tercera mayor asistencia por encuentro de cualquier liga en Estados Unidos, por delante de la NBA y el hockey sobre hielo (NHL).

El internacional australiano Tim Cahill, que juega con New York luego de una temporada en la Premier League de Inglaterra, también ha tenido comentarios elogiosos para la liga estadounidense al decir que "creo que lo mejor, más que nada, fue mi decisión de venir a la MLS".

Entre muchos importantes patrocinadores y exestrellas del fútbol internacional se han interesado mucho en invertir en la liga estadounidense como el inglés David Beckham. El exicono de Los Angeles Galaxy en la MLS, quiere ser propietario de un club en la Liga para Miami.

El mercado de Estados Unidos en la disciplina ha despertado el interés de clubes españoles, ingleses e italianos como el Manchester United, el AS Roma y el Real Madrid

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos