El Puerto Deportivo de Marbella cierra el verano con lleno total y lista de espera en todas las esloras

El Puerto Deportivo de Marbella ha experimentado una gran ocupación durante el verano. /JOSELE
El Puerto Deportivo de Marbella ha experimentado una gran ocupación durante el verano. / JOSELE

En octubre comenzará la ampliación del muelle de espera, que cuenta con una inversión de 70.000 euros y un plazo de ejecución de dos meses

Andrea Jiménez
ANDREA JIMÉNEZ

El Puerto Deportivo de Marbella cierra el verano con datos de récord. Durante los meses de junio, julio y agosto, el espacio náutico ha mantenido una ocupación total en sus atraques e incluso ha tenido lista de espera en todas las esloras. Por ello, el próximo mes de octubre se tiene previsto iniciar una nueva actuación en el mismo: la ampliación del muelle de espera, que cuenta con un presupuesto de 70.000 euros y un plazo de ejecución de dos meses, según explica la directora general de Medio Ambiente y Playas, María Victoria Martín Lomeña.

El puerto cuenta con 377 atraques, de los cuales el 60 por ciento son atraques mensuales o por año, en propiedad o en alquiler. El 40 por ciento restante corresponde a alquileres semanales o de tránsito, que suelen pernoctar unos cuatro días. Este tipo de atraques han contado con lista de espera durante los tres meses de verano en todas las esloras, desde los seis hasta los 20 metros. «Contamos con numerosas peticiones desde el comienzo de este año», asegura Martín Lomeña.

Este alto nivel de ocupación supone uno de los mejores datos de la década, según afirma la directora, que subraya el cambio en cuanto al tipo de turista. «Este año hemos conseguido un turista con más poder adquisitivo, y ha habido un gran repunte del turismo árabe».

El turismo árabe ha experimentado un gran repunte en el recinto portuario

En cuanto a nacionalidades, la mayoría de las embarcaciones de tránsito atracadas en el Puerto Deportivo llegan con pasaporte europeo, según explica la responsable. «Contamos con muchos franceses, británicos y alemanes, junto a los árabes. El turista francófono es uno de los más importantes dentro del puerto».

Este lleno también se refleja en el nivel de actividad del puerto en otros ámbitos, como es el de los stands turísticos. Según la directora del ramo, este verano ha tenido gran reclamo el alquiler de embarcaciones con o sin patrón, sumado a otras actividades marítimas, como el alquiler de motos de agua, catamaranes o paddle surf. «Los cuatro stands de ocio del puerto han tenido un nivel de actividad tremendo», explica.

Asimismo, la gran afluencia del puerto también se traslada a los negocios ubicados en el mismo. Actualmente, son más del 90 por ciento los establecimientos abiertos dentro del espacio, la mayoría de ellos dedicados a la restauración.

En este sentido, Martín Lomeña asegura que es una cifra significativa con respecto a los niveles de hace una década. «Cuando llegamos en el 2007 solo había ocupados seis establecimientos», afirma.

Tras los datos conseguidos este verano, el objetivo del recinto portuario pasa por seguir «en esa línea de trabajo». Según explica la directora, hay varias actuaciones planificadas, como la ampliación del dique de espera. A falta de la aprobación de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA), los trabajos comenzarán el próximo mes. El objetivo principal de esta actuación es la ampliación del calado de las embarcaciones que pueden atracar en esa parte del recinto portuario. «Se ampliará unos ocho metros, para conseguir una transformación en cuanto a los usos del puerto y así poder conseguir una nueva distribución», señala Martín Lomeña, que recuerda que las obras contarán con un presupuesto de 70.000 euros y estarían acabadas en dos meses aproximadamente, «para estar listos de cara a la próxima temporada de verano».

Dragado

Asimismo, otra de las actuaciones previstas es el refuerzo de la bocana del puerto, que se tiene previsto realizar en el primer trimestre de 2020, con un presupuesto de 50.000 euros aproximadamente. En este sentido, se realizará un dragado para limpiar el fondo marino del puerto. «Hemos empezado los estudios de batimetría, para saber cuánta arena sería recomendable sacar», asegura.

Junto a estas actuaciones, se incluye una campaña para la mejora del entorno del puerto, con una nueva decoración del aparcamiento, según señala la directora. «Este puerto está completamente integrado en la ciudad y es una parte más del paseo marítimo, por eso seguiremos apostando por su mejora».