El PSOE vaticina la aprobación de un Plan de Ajuste con recortes por 55 millones que la alcaldesa niega

José Bernal, hoy,  en un momento de la rueda de prensa. /Josele-Lanza
José Bernal, hoy, en un momento de la rueda de prensa. / Josele-Lanza

El Plan Económico-Financiero que se llevará a Pleno el lunes tras incumplirse el techo de gasto no recoge «grandes medidas correctoras del desequilibrio»

Nieves Castro
NIEVES CASTRO Marbella

El equipo de gobierno llevará a un pleno extraordinario el próximo lunes la aprobación de un Plan Económico Financiero para los ejercicios 2019 y 2020 tras haberse incumplido el año pasado en los presupuestos la regla de gasto fijada por el Gobierno central en 55 millones de euros. El objetivo es alcanzar el equilibrio presupuestario del Ayuntamiento en un horizonte temporal de dos años (durante el ejercicio en curso y el siguiente). Según denunció hoy el PSOE esta medida llevará aparejado un duro Plan de Ajuste para la institución municipal con recortes por valor de 55 millones de euros. A preguntas de los periodistas, la alcaldesa Ángeles Muñoz negó que dicho Plan Económico-Financiero vaya a tener consecuencias dramáticas para los trabajadores municipales o los ciudadanos y aseguró que tampoco impedirá ejecutar los presupuestos de este año como se ha previsto. La regidora subrayó al respecto que la institución municipal goza de estabilidad y liquidez, «porque no se gasta más de lo que se ingresa», de modo que no habrá que adoptar ninguna medida correctora «más allá de garantizar que se va a cumplir con la ejecución presupuestaria».

Sin embargo, el portavoz del PSOE y candidato a la Alcaldía, José Bernal, denunció en rueda de prensa que al haber superado el bipartito en 55 millones de euros el techo de gasto –tal y como se desprende del informe del Interventor municipal al que han tenido acceso su grupo–, el Ayuntamiento tendrá que implementar ahora un Plan de Ajuste «con importantes recortes por esa cantidad de dinero para los ejercicios 2019 y 2020». Tras criticar que sobrepasar el límite de gasto no ha tenido reflejo en la mejora de servicios o prestaciones para los ciudadanos, Bernal indicó que el Plan de Ajuste «es la herencia envenenada que va a dejar al municipio el bipartito dañino que han formado PP y OSP y al que hay que poner fin en las urnas el próximo día 26 de mayo».

Las medidas del plan

El Plan Económico-Financiero que se llevará a pleno y que ha podido consultar este periódico no recoge, por contra, medidas traumáticas de aplicación para los ejercicios 2019-2020 y adjunta las previsiones de regla de gasto de ambos ejercicios, en los que sí se prevé su cumplimiento.

Bajo el supuesto de que no se produzcan cambios en las políticas fiscales o de gastos de la institución municipal, el Plan estima que «no es necesario prever grandes medidas correctoras del desequilibrio». Parte de la base «de que el incumplimiento de la regla de gasto tiene su origen en una situación estrictamente coyuntural» y que, según las estimaciones, el Ayuntamiento «volverá a la senda de cumplimiento de los objetivos de regla de gasto, tanto en el presente ejercicio económico como en el siguiente».

De esta manera, el Plan Económico-Financiero que el equipo de gobierno aprobará antes de las próximas elecciones municipales, a pesar de que dispone de un plazo máximo de tres meses desde la liquidación del presupuesto, hace mención, entre otros, a los beneficios económicos que supondrán iniciativas en las que se están trabajando como el Plan de Ahorro y Mejora Energética en los edificios municipales y la apuesta por la administración electrónica.

El documento, que prevé asimismo las consecuencias positivas que para la actividad económica tendrá la aprobación del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), insta a la «búsqueda de financiación ajena que suponga una subida considerable de los Capítulos 4 (transferencias corrientes) y Capítulo 7 (transferencias de capital) de ingresos en los próximos ejercicios presupuestarios». En la actualidad, ya se disponen de los 15 millones de los fondos EDUSI.

Este Plan Económico Financiero, que se remitirá una vez pase por Pleno a la Consejería de Hacienda de la Junta de Andalucía y será publicado en el Boletín Oficial de la Provincia para su aplicación, recoge en sus conclusiones, a partir de las magnitudes económicas y financieras emanadas de las liquidación del 2018, que si bien el Ayuntamiento ha incumplido el límite de la regla de gasto, sí cumple con los objetivos de estabilidad presupuestaria.

La alcaldesa achacó el incumplimiento del techo de gasto en las cuentas municipales a la mala gestión del PSOE y a la baja ejecución de sus presupuestos durante 2016 y 2017. Muñoz afirmó que ese dinero que no gastaron en su momento lastró la previsión económica del Consistorio e hizo que se bajara el límite de gasto al Ayuntamiento, aunque los ingresos municipales hayan seguido incrementándose.

Precisamente, para el PSOE las cuentas de 2018 tienen otro pero importante y es la baja ejecución presupuestaria en el capítulo de inversiones, que se ha quedado sólo en el 33%, según el informe del Interventor municipal. A este respecto, la alcaldesa apuntó que muchas de las cantidades destinadas a inversiones se incorporaron al final del ejercicio, caso de los fondos EDUSI o de los 15 millones de euros procedentes del 'caso Malaya', con los que se prevé la construcción de la residencia de mayores o de la Escuela Oficial de Idiomas. La regidora apuntó que por el propio calendario era materialmente imposible que se pudieran ejecutar estas cantidades que están previstas para este año y el siguiente.