El proyecto de jardines colgantes en los pasos elevados toma forma con su adjudicación

Recreación de jardín colgante en el paso de Puente Romano. /SUR
Recreación de jardín colgante en el paso de Puente Romano. / SUR

La actuación se desarrollará en la pasarela de la avenida Cánovas del Castillo, Puente Romano y el paso subterráneo de la avenida del Mar

Nieves Castro
NIEVES CASTRO Marbella

El proyecto para embellecer los pasos elevados con más tránsito de la ciudad mediante la creación de jardines verticales será en breve una realidad. El Ayuntamiento de Marbella ha adjudicado la actuación que, con un presupuesto de casi 150.000 euros y un plazo de ejecución de seis semanas, ayudará a conferir un aspecto renovado a tres infraestructuras del viario público: el paso de Puente Romano, la pasarela de la avenida Cánovas del Castillo y el recorrido subterráneo de la avenida del Mar.

Tal y como informó SUR el pasado mes de noviembre, el Ayuntamiento de Marbella, a través del departamento de Parques y Jardines, se ha propuesto sustituir los paneles publicitarios instalados en algunos pasos elevados de la ciudad por jardines colgantes con el fin de potenciar el embellecimiento de ciertas zonas. Estas estructuras verdes incorporarán un sistema de riego automatizado mediante una central programadora con acceso remoto y durante la instalación quedarán resueltos además los canales de evacuación del agua excedente.

En Puente Romano (Marbella oeste) los trabajos se desarrollarán en una estructura peatonal sobre la carretera N-340 y una superficie de 109 metros cuadrados entre ambas caras. En lo que se refiere al aparcamiento subterráneo de la avenida del Mar (Marbella centro), la actuación afectará al frontal de los accesos de entrada (calle El Fuerte), de 7 metros de ancho y 1,25 de largo, y salida (calle Miguel Cano) con 7,5 y 1,4 metros, respectivamente. Asimismo, en la pasarela peatonal de la avenida Cánovas del Castillo (zona Miraflores), ubicada junto al colegio Juan Ramón Jiménez, se actuará sobre más de 27 metros cuadrados de superficie.

La iniciativa cuenta con un presupuesto de casi 150.000 euros y un plazo de ejecución de seis semanas

El concejal de Parques y Jardines, Javier García, afirma que este proyecto se enmarca en la estrategia que viene acometiendo el Ayuntamiento para «embellecer» la imagen de la ciudad con un mayor número de zonas ajardinadas «con el fin de hacer una Marbella más verde». No obstante, el edil puso el acento en otros beneficios de la instalación de jardines colgantes más allá de los estéticos e hizo hincapié en pros a nivel económico, ecológico y social. En este sentido, se mostró convencido de que estas instalaciones verdes, donde se apostará por diversidad de texturas, colores y especies, contribuirán tanto a purificar el aire, como reducir la temperatura y ruido ambiental, además de aumentar el valor de las propiedades del entorno al mejorar la estética de determinados puntos.