Las obras para atajar las filtraciones del Mercado Central de Marbella acabarán antes de verano

La alcaldesa, en el mercado, junto a los concejales de Comercio y Obras. /Josele-Lanza
La alcaldesa, en el mercado, junto a los concejales de Comercio y Obras. / Josele-Lanza

Los trabajos cuentan con un presupuesto de 170.000 euros y un plazo de ejecución previsto de cuatro meses

Nieves Castro
NIEVES CASTRO Marbella

Las obras para atajar las filtraciones que sufre el Mercado Central de Marbella desde la cubierta hacia el interior del inmueble y desde los puestos del pescado hacia el sótano, donde se alojaba la Biblioteca Camilo José Cela que tuvo que ser clausurada, estarán concluidas antes de que comience el verano. La actuación, que incluye la impermeabilización y la pintura del edificio, comenzó hace tres semanas a cargo de la empresa Obras y Reformas Braco S.L. con presupuesto de 170.000 euros y un plazo de ejecución previsto de cuatro meses.

La alcaldesa Ángeles Muñoz visitó hoy las instalaciones acompañada de los concejales de Comercio y Obras, José Eduardo Díaz y Javier García, respectivamente, y no sólo avanzó que la obra concluirá esta primavera, sino que además, aseguró, «dará respuesta a las necesidades detectadas por el Ayuntamiento y a las demandas de comerciantes y usuarios». Asimismo, la primera edil afirmó que en el último año y medio, teniendo en cuenta esta actuación, se habrán invertido 400.000 euros en distintas mejoras para los mercados del término municipal, después de que el tripartito «no hiciera ninguna inversión».

Muñoz concretó que, previamente, en el Mercado Central ya se había actuado en las cámaras frigoríficas, en la solería y en la iluminación y que, ahora, se realizará una intervención integral para poner coto a las filtraciones que se siguen produciendo y que obligó a cerrar la biblioteca pública que funcionaba en la planta inferior del edificio en abril de 2015.

Puesto a puesto

La regidora reconoció que las históricas goteras del mercado se deben a que «la obra se hizo mal», por lo que ahora no sólo se trabajará en la impermeabilización de los ocho puestos de pescado, sino que se corregirán pendientes y se intervendrá en la cubierta y los ventanales para mejorar su estanqueidad. Asimismo, la fachada exterior se repintará en color blanco para mejorar la estética y que destaque más en el entorno.

Cabe destacar que la impermeabilización de los puestos se está haciendo de forma paulatina y que se ha habilitado un puesto provisional que ocupa cada adjudicatario en función del ritmo de avance de la obra, de modo que estos comerciantes no pierdan ni una sola venta.

La Delegación de Comercio del Ayuntamiento está redactando de cara al futuro un proyecto para modernizar el interior con nuevos frontales en los puestos y la instalación de jardines verticales. La regidora explicó que con ello se pretende que el mercado sea además de un lugar para comprar la mejor materia prima, «un punto de encuentro y un reclamo turístico».