Las nuevas dependencias del tanatorio de San Bernabé entrarán en servicio en mayo

Recreación de la fachada del nuevo tanatorio de San Bernabé. /SUR
Recreación de la fachada del nuevo tanatorio de San Bernabé. / SUR

Las obras, que alcanzan el 80 por ciento de ejecución, darán paso a un edificio más equipado, con salas amplias y patio interior cubierto

Nieves Castro
NIEVES CASTRO Marbella

Las obras de demolición y construcción de un nuevo tanatorio dentro del complejo de San Bernabé, el cementerio más antiguo de Marbella, marchan a toda máquina. Los trabajos han alcanzado ya el 80 por ciento de ejecución y la previsión es que las instalaciones puedan entrar en servicio en el mes de mayo tras una inversión de 726.308 euros que aporta la concesionaria Parque Cementerio Marbella S.L., responsable de la gestión y mejoras de los tres camposantos de la ciudad.

La actuación que ejecuta Comonsa dará como resultado final un nuevo edificio en sustitución del espacio preexistente, que será moderno y apropiado al uso, según consta en el documento cero del proyecto al que ha tenido acceso SUR.

El objetivo de las obras es dotar de mayor y mejor funcionalidad al tanatorio de San Bernabé, por lo que el nuevo equipamiento no sólo incorporará más calidad a los espacios, sino que optimizará la separación de recorridos público-privados.

En este sentido, son varias las novedades que aportará la obra: se duplica la superficie de las tanatosalas y se crea un patio interior cubierto para que las personas que estén velando a los difuntos no tengan que estar en la calle como ha ocurrido históricamente ante la falta de espacio. Los trabajos contemplan también una conexión interior con el propio cementerio para que el féretro no tenga que ser trasladado por la vía pública y se ampliará asimismo la zona actual de aparcamientos exteriores, con cuatro plazas más anexas a la zona Sur del edificio, de las cuales una de ellas será de estacionamiento adaptado.

Recreación del espacio interior.
Recreación del espacio interior. / SUR

Todas las intervenciones cumplen con los condicionantes urbanísticos establecidos en el PGOU vigente así como con las disposiciones y determinaciones establecidas en el Decreto 95/2001, de 3 de abril, por el que se aprueba el Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria.

El edificio que se acomete en la actualidad se estructura en un único nivel, en paralelo a la calle Fray Agustín y se compondrá de una zona central de servicios del tanatorio y a ambos lados las dos tanatosalas con accesos independientes. La parte central contará con un acceso privado para trabajadores a la zona de descarga de féretros, una sala de preparación y un montacargas que conectará con el cementerio. Esta zona contará también con conexión directa a los dos túmulos de las tanatosalas.

Estado actual de las obras.
Estado actual de las obras. / Josele-Lanza

Según describe el proyecto, a cada lado de la zona central se ubicarán las dos salas de velatorio completamente equipadas y con aseos. Cada una contará además con un acceso independiente por un patio cubierto en su entrada que también servirá de lugar de reunión exterior siendo la continuación del espacio de la propia tanatosala. Los patios estarán equipados con aseos adaptados. Por el patio de la tanatosala Sur se accederá a otro local destinado a servicios funerarios y en el extremo Norte del edificio se ubicará un almacén destinado a la conservación del cementerio.

Preguntado por el ritmo de trabajo en el equipamiento público, el concejal de Obras, Javier García, confirma que el grado de ejecución de los trabajos se sitúa ya en torno al 80 por ciento y que la finalización de los mismos se estima para la primera quincena del mes de mayo, cuando entrarán en servicio las nuevas instalaciones.