Desmantelan en Estepona una organización que utilizaba una villa de lujo como 'guardería' de droga

Los agentes forman una cadena para cargar la droga incautada / Josele

La operación llevada a cabo en Marbella y Estepona, se ha saldado con dos detenidos, que contaban con un laboratorio y una plantación de marihuana

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZEstepona

En la Urbanización Mirador de Costalita, del núcleo de Cancelada en Estepona, nadie sospechaba que algunos de sus vecinos utilizaban su lujosa residencia como 'guardería' de droga, laboratorio y plantación de marihuana. Sólo cuando esta mañana vehículos de la Guardia Civil y agentes fuertemente armados irrumpieron en la puerta del número 18, se toparon con la realidad. La operación también se ha desarrollado en Marbella donde se ha llevado a cabo un segundo registro en un domicilio.

La Guardia Civil ha detenido a dos personas, de nacionalidad española, y se ha incautado de 600 kilos de hachís, que se almacenaban en 19 fardos. Los investigadores sospechaban que esta vivienda era utilizada como 'guardería' de hachís, pero se sorprendieron cuando entraron en la vivienda.

Toda la planta baja de la villa, con mayor superficie que la planta superior, era utilizada como almacén, laboratorio para el tratamiento de la droga y como una «importante» plantación de marihuana. Tanto es así que no se ha podido precisar el número de plantas. Durante horas, los agentes y funcionarios judiciales han tenido que realizar labores de 'recolección' de los cogollos de la planta para poder retirar todo el material de la vivienda.

Este proceso ha provocado que el característico olor de la marihuana se extendiera por el exterior de la vivienda y algunos residentes de urbanizaciones cercanas se preguntaran cómo es posible que nadie hubiese detectado dicha actividad. Ni los vecinos de la vivienda pareada a la villa utilizada como 'guardería' de droga habían sospechado nada.

La cantidad de fardos y marihuana intervenidos ha sido tan elevada que los agentes han tenido que hacer una cadena para introducir toda la droga en una furgoneta.

En Marbella también se ha procedido al registro de un domicilio donde sólo se ha intervenido dinero.

Esta intervención se produce justo un día después de que la Guardia Civil diera un duro golpe al narcotráfico con la incautación de 11.200 kilos de hachís en distintas operaciones que se realizaron de forma simultánea en distintos puntos de las provincias de Málaga, Huelva y Cádiz.

En concreto, en Málaga, se practicaron cuatro operaciones en las que la Guardia Civil detuvo a ocho personas y decomisó 1.700 kilos de hachís, además de cinco embarcaciones y dos coches de alta gama. Una de ellas también tuvo lugar en Estepona cuando una embarcación que se dirigía a la costa despertó las sospechas de la Benemérita. Los tripulantes se dieron cuenta de que los seguía el Servicio Marítimo de la Guardia Civil y abandonaron la lancha, donde los agentes encontraron 10 fardos con un total de 300 kilos de hachís.

Las otras tres operaciones tuvieron lugar en Rincón de la Victoria, donde se localizó una embarcación volcada con dos motores de 300 caballos; otra en Casares, donde localizaron otra 'guardería' de droga con 27 fardos que arrojaron un peso de 850 kilos de hachís y detuvieron a cuatro personas de nacionalidad italiana; y por último en Málaga con una lancha que llevaba 19 fardos en su interior.

Los agentes, formando una cadena para sacar los estupefacientes. / Josele