García Urbano se convierte de nuevo en el alcalde más votado de España

García Urbano por las calles de Estepona /Charo Márquez
García Urbano por las calles de Estepona / Charo Márquez

El PP acapara 21 de los 25 concejales de la corporación en la que solo quedarán cuatro concejales socialistas en la oposición

Charo Márquez
CHARO MÁRQUEZEstepona

José María García Urbano ganó anoche triplemente. No solo revalidó su tercera mayoría absoluta consecutiva en Estepona, sino que lo hizo casi borrando a la oposición de la corporación y además se convirtió, por segunda vez, en el alcalde más votado de España, rozando el 70 por ciento de los votos emitidos en el municipio. Se convierte así en un referente del Partido Popular, en uno de sus líderes con más carisma y respaldo.

El candidato consiguió 21 concejales de los 25 que integran la corporación, tras alcanzar 17.083 votos, lo que supone casi el 70 por ciento de votos emitidos en Estepona, lo que le convierte en el alcalde más votado de España en municipios de más de 50.000 habitantes. De esta forma, el líder popular consigue mejorar los ya de por sí buenos resultados de las municipales de 2015 donde el PP obtuvo 17 concejales, 14.214 votos y un apoyo del 59,77% de los votantes.

El vencedor ha agradecido el respaldo de la ciudad al proyecto llevado a cabo que ha calificado como «la mayor transformación y modernización de la historia de Estepona, situando al municipio como un referente de gestión y de calidad de vida». El alcalde ha manifestado que «es un orgullo que los vecinos me hayan dado este respaldo mayoritario, que es una gran recompensa al trabajo y la dedicación por hacer de Estepona una ciudad referente y cada día mejor» , y ha añadido sentirse «muy reconocido» tras las numerosas muestras de cariño y complicidad de los ciudadanos.

Así, ha subrayado que los ciudadanos hayan valorado «el importante esfuerzo realizado por mejorar Estepona», con equipamientos como el Hospital de Alta Resolución, e importantes equipamientos públicos como el Estadio de Atletismo, el Auditorio, el Parque Ferial, el Parque Botánico-Orquidario, el corredor litoral y la remodelación integral del casco urbano con más de 100 calles renovadas y embellecidas.

«Nos esperan grandes años para Estepona. Nuestras propuestas abundan en la continuidad del modelo de ciudad que ha permitido recuperar el orgullo por Estepona, con una gestión con responsabilidad y seriedad institucional», ha apuntado.

Dentro de los nuevos proyectos que baraja el alcalde para la ciudad se encuentran las gestiones para que Estepona sea ciudad universitaria y el proyecto que abrirá la ciudad al mar mediante la creación de una gran plaza pública, nuevos espacios verdes y un emblemático mirador de toda la costa y de la ciudad.

Junto a estos proyectos estrella, García Urbano también incluye en su programa para la próxima legislatura la reforma integral del paseo marítimo, la recuperación para uso turístico del castillo de San Luis, la segunda circunvalación, la creación de una nueva piscina cubierta, la construcción de un edificio que aglutine las dependencias municipales, la continuación de la remodelación de la céntrica avenida de Andalucía, la creación de nuevas zonas de aparcamiento y nuevas áreas verdes, entre otros proyectos. Esta batería de propuestas incluye la consecución en 2023 de la 'deuda cero', logrando terminar de pagar los 300 millones de euros de deuda heredada, lo que posibilitará una reducción del IBI en un 50%, entre otras medidas.

Nuevas fuerzas

La victoria aplastante de GarcíaUrbano ha dejado un Ayuntamiento casi por completo azul con tan sólo cuatro concejales en la oposición del PSOE que ha perdido dos. También han desaparecido del panorama político local IU y Podemos que contaban con un edil cada uno. Y las nuevas fuerzas como Vox o Ciudadanos, que luchaban por meter cabeza en la corporación, tampoco lo han conseguido.

La única portavoz de la oposición, Emma Molina (PSOE) asegura que en Estepona «ha ganado García Urbano, no el PP» y reconoce que su aplastante victoria se debe a que «ha cumplido lo que ha prometido». Califica de «chasco» que IUy Podemos no hayan conseguido representación y anuncia que no va a tirar la toalla pese a los resultados.

Rosario Luque, candidata de Podemos, ha manifestado su tristeza ante el hecho de que «vaya a existir tan poca diversidad de opciones política en los próximos cuatro años» y ha valorado positivamente que Podemos haya sido la tercera fuerza en el municipio. El candidato de IU, Valentín Berrocal, ha comentado, tras perder su escaño, que Estepona «se ha tirado por el tobogán de la especulación urbanística, del paro y de la precariedad social» y ha lamentado que las personas a la que iba dirigido su programa no fueron a votar.

Pese al mayoritario respaldo obtenido por el líder del PP, lo cierto es que en Estepona volvió a subir la abstención con un 44,68 por ciento, por encima de las anteriores municipales.

En las Europeas el PP duplicó el número de votos

La marea azul no sólo inundó los resultados locales sino también los europeos. El Partido Popular fue el gran vencedor en Estepona donde consiguió 8.050 votos, el doble de la cita anterior de 2014 cuando obtuvo cerca de 4.000. La segunda fuerza más votada en los comicios europeos fue el PSOE con 6.774 votos, aunque bajó del 29,57 por ciento del respaldo de 2014 al 28,24 por ciento actual. Ciudadanos experimentó una de las mayores subidas pues pasó de los 200 votos a los 3.674. También incrementó su presencia Vox con casi 2.000 votos más que en la edición anterior. Podemos obtuvo algo más del 8% de los votos emitidos y Pacma cerca del dos por ciento. El aumento de todas las fuerzas políticas se debe a que subió significativamente la participación en estas elecciones respecto las de 2014. Entonces la abstención fue de un 67,22 por ciento. En esta ocasión fue del 45,34 por ciento.