La alcaldesa aborda con la nueva junta de Taxisol los principales retos del sector

Foto de famili./SUR
Foto de famili. / SUR

La regidora plantea a la Asociación del Taxi de Marbella encuentros con la Policía Local para analizar cómo funcionan los dispositivos contra el intrusismo

Nieves Castro
NIEVES CASTRO Marbella

La nueva junta directiva de la Asociación del Taxi de Marbella Taxisol, que aglutina a más del 80% de los titulares de licencias, mantuvo ayer un encuentro con la alcaldesa Ángeles Muñoz para abordar algunos de los retos que tiene por delante el colectivo. Entre ellos, el asunto del intrusismo laboral donde la primera edil se mostró dispuesta a seguir destinando los recursos que sean necesarios a través de la Policía Local. La regidora planteó a los representantes de los taxistas un calendario de encuentros con la Policía Local para analizar cómo funcionan los dispositivos para luchar contra el intrusismo y garantizar la seguridad de los taxistas y de los usuarios.

El encuentro, que tuvo lugar en el Ayuntamiento, fue lo suficientemente extenso como para poner además encima de la mesa las ayudas municipales a las que puede acceder el sector. En este punto, la alcaldesa subrayó que el taxi es el único servicio de transporte particular, pero a su vez público, que depende del Ayuntamiento, y que, por tanto, «desde el Gobierno local lo apoyaremos en todo momento». Muñoz afirmó que el encuentro celebrado ha sido una primera toma de contacto a la que seguirán reuniones periódicas.

El concejal de Transportes, Félix Romero, que también acudió a la cita con la nueva junta directiva de la Asociación Taxisol, encabezada por su presidente, José María Romero, abordó, por su parte, el asunto de la uniformidad prevista para los taxistas de Marbella. Según indicó el edil, se ha acordado que la medida, recogida en la Ordenanza Municipal de los Servicios de Transporte Público de Viajeros y Viajeras en Automóviles de Turismo en el Municipio de Marbella, se ponga en marcha «cuanto antes». Las características ya consensuadas de ese uniforme son: camisa o polo de color blanco; pantalón o falda azul marino oscuro; chaleco, jersey o chaqueta azul oscuro; y calzado y complementos que deben ser igualmente azul oscuro o negros. La uniformidad deberá portar el escudo de la ciudad serigrafiado con la palabra 'Taxi' en su parte superior derecha y 'Ayuntamiento Marbella' en su parte inferior derecha.

El incumplimiento de esta norma será tipificado como infracción grave conforme a lo establecido en el artículo 65 8º del Decreto 35/2012, de 12 de marzo, por el que se aprueba el Reglamento de Servicios del Transporte Público de Viajeros y Viajeras en Automóviles de Turismo, pudiendo ser sancionados con multa de 270, 01 euros a 1.380 euros (artículo 67 Decreto 35/2012).

Desde el área municipal de Transportes defienden que una uniformidad única para los profesionales del taxi con el escudo de Marbella confiere al servicio, entre otros aspectos, una imbricación más estrecha con la ciudadanía.