Crónica Política

Cambio de tercio al hilo de las cuentas de la Junta

Ruiz Espejo y Carnero, ayer, en la rueda de prensa en la sede del PSOE./SUR
Ruiz Espejo y Carnero, ayer, en la rueda de prensa en la sede del PSOE. / SUR

El PSOE se erige en fiscal acusador sobre el presupuesto de la Junta aprovechándose de la provincialización de la que renegaron y el alcalde de la capital recula sobre el hospital en la zona este y apela ahora al pragmatismo

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMEROMálaga

La teoría del vaso medio lleno o medio vacío se puede aplicar al análisis que los partidos hacen sobre los presupuestos de una Administración pública; dependiendo de si se está en el gobierno o en la oposición la óptica desde la que se analizan las cuentas varía y se amolda a ese papel. Un ejemplo palpable se está viendo estos días al hilo de la presentación de los primeros presupuestos andaluces que no llevan el sello del PSOE sino de un Ejecutivo bipartito del centroderecha de PP y Ciudadanos. Tras años defendiendo las cuentas de elaboradas por sus compañeros de partido, los socialistas malagueños han cambiado el rol y se convirtieron este martes en fiscales acusadores del presupuesto elaborado por el gabinete presidido por el popular Juanma Moreno; paralelamente y dado que no es lo mismo predicar que dar trigo, Francisco de la Torre, alcalde en funciones de Málaga, reculó sobre una reclamación histórica de los populares como el hospital en la zona este de la capital y apeló al pragmatismo.

Tras años siendo objeto de los dardos de la oposición, el PSOE malagueño jugó ayer el papel de crítico con las cuentas andaluzas utilizando, incluso, proyectos a los que en su día se opuso cuando gobernaban (caso de la autovía a Ronda o de la construcción del tercer hospital en la zona este, por ejemplo) para arremeter contra las cuentas presentadas por la Junta para Málaga. José Luis Ruiz Espejo, secretario general del PSOE provincial y parlamentario andaluza, y Javier Carnero, coordinador del grupo parlamentario socialista, fueron los encargados de ejercer el papel acusador para denunciar que «siempre que gobierna la derecha coloca a Málaga a la cola de inversión».

Los dirigentes socialistas pusieron sobre la mesa que los 153,1 millones de euros de inversión previstos para la provincia son «vagos, insuficientes y no responden a las necesidades de la provincia, suponen un año perdido para Málaga» y sitúan a la provincia como la séptima de las ocho andaluzas en inversión por habitante.

Ruiz Espejo se aprovechó de que se hayan vuelto a provincializar los presupuestos –el PSOE en los últimos años no lo hizo en un intento de evitar los agravios comparativos– y denunció que esta provincialización, se ha hecho de manera «chapucera» y sin recoger nuevos proyectos sino continuando los que ya venían de etapas anteriores ya que, según enumeró, sólo once de los 134 programas o inversiones programadas son iniciadas en 2019, lo que supone sólo el 8% del total.

Por ello, acusó al PP y su presidente provincial, Elías Bendodo, que también es consejero de Presidencia, de haberse «quitado la careta» y de no recoger en las cuentas lo que en su día reclamaban como «un mantra» cuando estaban en la oposición. Así, Ruiz Espejo enumeró iniciativas que no se recogen con partidas específicas como el nuevo hospital de la capital, la autovía a Ronda o el hospital en la zona este. «Llegaron a decir que para que todo esto tuviera solución tenía que gobernar el PP, y en sus primeras cuentas pocas soluciones encontramos», censuró.

Mientras, desde la otra orilla ideológica, Francisco de la Torre empezó a defender la política de la Junta de Andalucía, ahora en manos del PP, respecto a proyectos que hasta no hace muchos meses formaban parte del argumentario reivindicativo de los populares. Así, al hilo de que en las cuentas de este año no se incluya ninguna partida para un futuro hospital en la zona este de la capital, el alcalde en funciones de Málaga matizó sus hasta ahora exigencias y sostuvo que lo prioritario es ampliar el centro de salud de El Palo.

«Hay que ser pragmático y realista», sostuvo el regidor, quien añadió que si el hospital previsto en los terrenos del aparcamiento del Civil da respuesta a las necesidades sanitarias «a lo mejor no es necesario» construir un hospital en la zona este. Eso sí, dentro de sus planteamientos de no dar nada por cerrado, dejó abierta la puerta a que en el futuro se pueda «reflexionar» sobre esta infraestructura sanitaria.

Por su parte, desde Ciudadanos, el parlamentario Carlos Hernández White sostuvo que estos presupuestos «sacan del letargo» proyectos importantes para Málaga como las partidas para mejorar el saneamiento integral, el trasvase se aguas desde la Costa Occidental hacia la Axarquía, el parque metropolitano de Arraijanal o el centro de salud de Gamarra. Mientras que desde Adelante Málaga (confluencia de Podemos e IU) criticaron este martes «la falta de avances» en la ampliación de la línea 2 del metro de Málaga para que llegue hasta el Parque Tecnológico de Andalucía.

«Después de la urgencia con la que planteaba este asunto el PP cuando estaba en la oposición resulta sorprendente que no se haya incluido ni un solo euro para realizar los estudios previos de esta infraestructura», dijo el concejal electo Eduardo Zorrilla.