El Soho consolida su perfil turístico con otro hotel y dos edificios de apartamentos

Fachada de la manzana que será convertida en un hotel./FRANCIS SILVA
Fachada de la manzana que será convertida en un hotel. / FRANCIS SILVA

La Gerencia de Urbanismo tramita las licencias de obras para los tres alojamientos, que se suman a los ya existentes en el ámbito

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

La zona del ensanche sur de la Alameda Principal encara la que posiblemente sea su etapa decisiva de transformación y regeneración desde que el Ayuntamiento anunciará hace ya siete años un plan para ponerla en valor y la bautizara como Soho. Las operaciones de peatonalización de algunas calles han contribuido a hacer de este ámbito del Centro Histórico, marcado por la prostitución hasta hace no muchos años, un espacio mucho más amable para el peatón en el que han florecido varios negocios hoteleros y hosteleros. El tirón turístico del casco antiguo parece haberse extendido de lleno hacia esta cuadrícula de calles a tenor de algunos de los proyectos que se encuentran en tramitación por parte de la Gerencia Municipal de Urbanismo para otorgarles el correspondiente permiso de obras.

Es el caso de un proyecto hotelero que ocupará una manzana entera, y de dos edificios que van a ser reconvertidos en negocios de apartamentos turísticos. Las tres actuaciones, muy próximas entre sí, esperan la autorización del Ayuntamiento para empezar a materializarse de inmediato y sumar nuevas plazas de alojamiento a un ámbito en el que ya existen varios hoteles y negocios de apartamentos y de viviendas de alquiler vacacional.

El hotel se ha proyectado en una manzana completa delimitada por las calles Casas de Campos, Tomás Heredia, Simonet y Blasco de Garay. Con diseño del arquitecto Óscar Agudo, está previsto que sea un establecimiento de cuatro estrellas. En 2008, Urbanismo dio licencia para reformar tres de los cuatro inmuebles que conforman la manzana y habilitar en ellos un total de 24 viviendas, 12 estudios y tres locales comerciales. Las obras llegaron a completarse en un 30% y quedaron paradas en mayo de 2011, en plena crisis económica. Tras aquella actuación fallida, la empresa catalana Noray Inversiones Empresariales, de la familia Oriol Roca, ha adquirido para darle uso hotelero la totalidad de la manzana, que cuenta con protección arquitectónica de grado 1.

La actuación tiene un presupuesto estimado de 3,7 millones de euros y prevé mantener las fachadas, incorporar dos ascensores accesibles y conservar la posición de los patios, las escaleras y los accesos.

Prácticamente a espaldas de este futuro hotel, en el edificio del número 2 de la calle Barroso, la cadena Hotusa ha previsto desarrollar un proyecto de 42 apartamentos turísticos bajo la sociedad Tandem Apartments. Fuentes de Hotusa consultadas por este periódico rehusaron ofrecer más detalles respecto a este nuevo proyecto de alojamientos turísticos.

«Hace años esta zona era deprimente, pero ahora se le ve más color», dice uno de los promotores

Y a apenas 15 metros de este inmueble de la calle Barroso se encuentra un edificio de oficinas situado en el número 7 de la calle Blasco de Garay que también se prepara para encarar su adaptación en un negocio de 29 apartamentos turísticos y un local comercial. «Hace ya un año que tenemos la licencia pedida en Urbanismo. El tema de las oficinas no acababa de cuajar, así que hemos optado por reconvertirlo en apartamentos», apunta Javier Gross, promotor de este establecimiento que prevé gestionar mediante un acuerdo con el grupo Hotusa, el mismo del proyecto de la calle Barroso.

La reforma de este inmueble, construido en los años sesenta del siglo pasado para uso de oficinas, va a suponer una inversión de 1,2 millones de euros y se estima un plazo de nueve meses para culminarla una vez que obtenga el permiso de Urbanismo. «La idea es abrir los apartamentos, que tendrán la categoría de dos llaves, para junio del año que viene», señala Gross, quien remarca que «hace años, esta zona de la ciudad era deprimente, pero ahora se le ve más color, está subiendo».

En ese sentido, admitió que hay dos actuaciones singulares que van a terminar de «dar el empujón» al Soho. Una de ellas es la peatonalización de los laterales de la Alameda Principal, que contribuirá notablemente a conectar peatonalmente el corazón del casco histórico con el ensanche hacia el muelle de Heredia. Y la otra es la reforma del Teatro Alameda que acomete el actor Antonio Banderas y que supondrá un revulsivo para la oferta cultural de la ciudad y para este enclave en particular.

Los trabajos de este otro hotel ya han comenzado.
Los trabajos de este otro hotel ya han comenzado.
Trabajos para un cuatro estrellas en la Alameda de Colón

Al tiempo que Urbanismo tramita nuevos proyectos hosteleros para el Soho, han comenzado las obras de un nuevo hotel que ocupará un edificio desalojado situado en el número 5 de la Alameda de Colón. Como avanzó este periódico (ver SUR27/11/2017), se trata de un inmueble del siglo XIX que albergará medio centenar de habitaciones con la categoría de cuatro estrellas. Será explotado por la cadena Soho Boutique con el nombre de Colón. La actuación, con diseño del arquitecto Alejandro Armenteros, saneará la fachada de ladrillo visto y restaurará la rejería de los balcones de una construcción que posee grado 1 de protección arquitectónica. El hotel tendrá restaurante en la planta baja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos