El Puerto de Málaga pierde la carga de diez mil camiones al año por no tener un trabajador los fines de semana

Carpas para el almacenamiento de graneles en el muelle de San Andrés, vistas desde la noria del Puerto. /Ñito Salas
Carpas para el almacenamiento de graneles en el muelle de San Andrés, vistas desde la noria del Puerto. / Ñito Salas

Los consignatarios de Málaga se ofrecen a pagar la nómina de un funcionario, sin el cual ahora es inviable importar productos de Marruecos

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

Suena a broma, pero no lo es. La ausencia de un solo funcionario para cubrir los servicios para-aduaneros los fines de semana está haciendo que el Puerto de Málaga pierda la carga de hasta diez mil camiones al año. El problema es de tal calado que los consignatarios se han ofrecido a firmar un convenio con el Gobierno central para pagar de su bolsillo la nómina de un funcionario que cubra solamente los sábados y domingos, ya que sin este es inviable importar productos de Marruecos durante toda la semana, porque las empresas reclaman continuidad de lunes a domingo. La propuesta de momento no ha cuajado.

Es la denuncia que han hecho la asociación que agrupa al citado colectivo empresarial, junto con el de los transportistas (Fetrama) y el Colegio de Agentes de Aduanas. Todas las mercancías que entran en la UE tienen que pasar inspecciones de calidad, según su tipología: el SOIVRE (Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación de las Exportaciones); Fitosanitario (sanidad vegetal y animal) y Sanidad Exterior. Las tres dependen de distintos ministerios del Gobierno central. La rada malagueña esta reconocida como Punto de Inspección Fronteriza (PIF).

Pues bien, estos servicios actualmente disponen de una plantilla que sólo permite atender de lunes a viernes, en horario de mañana. «Cuando vienen desde Tánger, los productos hortofrutícolas tienen un suministro continuado, y para apostar por Málaga como puerto alternativo a Algeciras los clientes nos han dicho claramente que necesitan una continuidad y una seguridad en que el servicio va a estar atendido», asegura Joaquín Pérez Muñoz, responsable de Marítima Peregar, tesorero de la Asociación de Consignatarios y uno de los empresarios afectados por esta situación. «Tienen que tener la certeza de que se les va a atender toda la semana, de lunes a domingo».

Competencia desleal

Hay que tener en cuenta que el día festivo en el reino alauita es el viernes, por lo que en realidad actualmente se pierden tres días. «La logística ahora es inviable», se lamenta. Además, son productos que vienen en fresco, de corta vida, caso de las judías, que deben llegar directamente al mercado. Y lo mismo ocurre con las plantas vivas, otro de los productos que ha abandonado la ruta por Málaga. El consignatario recuerda que en torno al Puerto hay grandes industrias, como Dcoop (especialista en aceite de oliva, entre otros productos); así como los subtropicales de la Axarquía y las cárnicas de Campanillas y el Valle del Guadalhorce, por lo que «está más que justificado disponer de estos servicios básicos para ser competitivos».

Rubio: «No podemos perder tráfico por falta de personal»

«No puede ser que en Málaga determinados tráficos no puedan venir porque no hay personal suficiente», declara, tajante, el presidente de la Autoridad Portuaria, Carlos Rubio, y anuncia que va a pedir el apoyo del resto de instituciones de la provincia. «Me consta que la Subdelegación está haciendo todo los esfuerzos, pero es en Madrid donde tienen que actuar; ya lo hemos planteado como prioridad absoluta en Puertos del Estado». El máximo responsable de la rada recuerda que estas instalaciones compiten a nivel mundial, y rechaza que un tema burocrático perjudique la competitividad de este recinto. «Lo vamos a pelear, y entre la Subdelegación, el Puerto y otras instituciones lo solventaremos en breve».

Además, se abriría la puerta a la llegada de toneladas de textil procedentes de los talleres marroquíes de las grandes marcas, que mantienen flujos permanentes con España, y que también tiene que pasar controles de calidad. La confección sale sobre todo los sábados y llega aquí los domingos, para entregar los lunes.

Aunque hay tres servicios involucrados, el Gobierno tendría que determinar si un mismo técnico podría hacer las tres tareas, y en ese caso se podría resolver con el refuerzo de un solo funcionario o interino que pudiera cubrir los dos días, seis horas cada jornada. «No necesitamos más, no pedimos equipararnos a Algeciras, que los tiene de lunes a domingo, las 24 horas», afirma, y denuncia que existe una «competencia desleal», favorecida por la Administración General del Estado. No es la única. El empresario asegura que la rada de Motril tienen un refuerzo los sábados. «Es una oportunidad perdida para la logística y la industria en Málaga, que tiene una conexión natural con Marruecos». Y ello, a pesar de que los afectados destacan el apoyo por parte de la Autoridad Portuaria y de la subdelegada del Gobierno, María Gámez, que se ha involucrado personalmente en la solución.

Línea suspendida

Este factor ha sido uno de los escollos principales que se ha encontrado la línea de mercancías con Tánger que operaba Marítima Peregar, y que está suspendida temporalmente, aunque con la opción de retomarla en el futuro. El buque Festivo se ha reubicado entre Algeciras y Ceuta. Pero, en el momento en que estuviera hecho el contrato para el funcionario que falta se reactivaría la conexión malagueña, con una previsión inicial de 15 camiones diarios, aunque con perspectivas de triplicar ese movimiento a medio plazo, hasta unos 20-25 por rotación. Ello supondría llegar hasta los 10.000 vehículos al año, que dejarían de circular por las carreteras de la Costa. La naviera tiene entre sus planes invertir en un barco más rápido, moderno y con mejores prestaciones para desarrollar la conexión, pero no lo hará hasta que se puedan garantizar los servicios diarios.

Los afectados se están movilizando y, como primera medida, la Federación de Transportistas Malagueños (Fetrama); la de Consignatarios y el Colegio de Agentes de Aduanas, a través de la Confederación de Empresarios (CEA)y por cuenta propia, van a dirigir cartas al delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández Delgado. En la misiva, estos colectivos alertan de las carencias de personal en el Puerto y le piden su mediación ante el Gobierno central para que las contrataciones se puedan llevar a cabo con urgencia.

La Subdelegación apoya con informes las reivindicaciones

La Subdelegación del Gobierno, con María Gámez a la cabeza, está muy implicada en la resolución del problema, algo que reconocen los empresarios; aunque, de momento, las gestiones no han tenido el éxito esperado. Fuentes de la institución explican a SURque se han remitido varios informes a los ministerios implicados, que son los de Transición Ecológica, Sanidad, Industria y Política Territorial y Función Pública (responsable este último de las contrataciones), para apoyar las reivindicaciones del Puerto de Málaga.

Desde la Subdelegación no hablan de un número concreto de funcionarios, sino de cubrir la necesidad de servicios durante el fin de semana, y aseguran que se está intentando agilizar al máximo la contratación. Para la representación del Gobierno central en la provincia este es un tema prioritario, aunque se ve lastrado por la falta de presupuestos estatales.