Promotores exigen a Limasa que abandone su sede en La Térmica para hacer viviendas

Recreación del proyecto de La Térmica, en primer término, y de la segunda fase de El Pato, al fondo. /SUR
Recreación del proyecto de La Térmica, en primer término, y de la segunda fase de El Pato, al fondo. / SUR

La junta de propietarios del sector de El Pato da un ultimátum a la empresa de limpieza hasta el 10 de abril para que deje las instalaciones

Jesús Hinojosa
JESÚS HINOJOSAMálaga

La reactivación del sector inmobiliario tras los años más duros de la crisis pide paso en el sector de El Pato, al oeste de los suelos de La Térmica. A mediados del año pasado, los promotores de este ámbito, entre los que se encuentra el Ayuntamiento, pusieron en marcha los trámites que faltaban para poder llevar a cabo la transformación de este sector mediante una nueva urbanización que albergará dos manzanas para bloques de pisos con bajos comerciales, y un suelo para uso público social de 11.050 metros cuadrados. La operación, para la que la Gerencia Municipal de Urbanismo aprobó el pasado 17 de octubre el proyecto de reparcelación, paso previo a la urbanización, suma 312 viviendas distribuidas en dos conjuntos edificatorios que alcanzarán diferentes alturas.

Una vez superados estos trámites, la junta de propietarios de El Pato, presidida por la sociedad Promociones Altos de Navarra, quiere seguir avanzando en el proyecto e iniciar los primeros trabajos de demoliciones y movimientos de tierras. Sin embargo, se ha topado con un inconveniente: Limasa ocupa todavía parte de las construcciones que permanecen en pie en el lugar. Las instalaciones de la empresa de limpieza en La Térmica ya únicamente sirven como aparcamiento de los tractores que trabajan en las playas y de otros vehículos de limpieza de la zona de Carretera de Cádiz, pero aún están ahí.

Por ello, el pasado 12 de febrero, los promotores de este sector, asesorados por el despacho de abogados Ius Urbis, remitieron al gerente de Limasa, Rafael Arjona, un escrito en el que le piden que abandone las construcciones que aún ocupa la empresa y las entregue a la junta de propietarios, como está aprobado, para poder llevar a cabo la urbanización de este suelo, para lo que las empresas promotoras ya cuentan con la preceptiva licencia. La parcela que hasta ahora ha ocupado la empresa Limasa ha pasado a ser de titularidad municipal, al estar localizada sobre un futuro viario público que supondrá la prolongación de la avenida de Imperio Argentina y un terreno destinado a equipamiento público.

Los promotores de El Pato han exigido a Limasa que, como muy tarde, abandone este espacio del litoral oeste de la capital el próximo 10 de abril.

Teresa Porras asegura que el traslado a una parcela del Guadalhorce «será inminente»

Consultada por este periódico, la concejala responsable de Limasa, Teresa Porras, mostró su confianza en poder cumplir con ese plazo porque, según afirmó, ya están avanzados los trámites para trasladar estas instalaciones a un solar situado en la calle Hermanas Bronte, en el polígono Guadalhorce. «Ya hemos recuperado esa parcela y se está contratando el acondicionamiento del terreno como aparcamiento de la flota de vehículos de limpieza. Yo creo que el traslado será inminente», aseguró. Porras detalló que, además de esta parcela en el Guadalhorce, Limasa contará con una nave en la zona de El Palo para poder guardar allí la maquinaria que se utiliza para la limpieza de las playas de la zona este de la capital.

Ampliación de vial

Según el diseño de la actuación, del estudio de arquitectura Coboros, supondrá la prolongación de la avenida de Imperio Argentina hasta la rotonda existente en la confluencia de la calle Pacífico con el acceso a la urbanización de Sacaba Beach. Al oeste de este nuevo vial de 44 metros de anchura y que conectará en línea recta el entorno del Palacio de Deportes Martín Carpena con la fachada litoral, se ubicará la parcela para un equipamiento público de uso social. Y al este, colindando con los suelos en los que está previsto el desarrollo de La Térmica, las dos manzanas para uso residencial, separadas por una nueva calle peatonal. La manzana más próxima a la playa contará con un bloque de planta baja más diez y otro de baja más seis más ático que abrazarán una nueva plaza de uso público sobre el aparcamiento de todo el conjunto. Esta manzana sumará 150 viviendas.

Por su parte, en la situada al otro lado de la nueva calle peatonal, junto al camino de la Térmica, podrán construirse 162 pisos en edificios que podrán alcanzar una altura de planta baja más seis más ático. En las plantas bajas se han previsto usos comerciales que suman 1.247 metros cuadrados de superficie construida.

Las obras para reurbanizar toda la zona están valoradas en más de tres millones de euros y se ha estimado un plazo de ejecución de dos años para poder completarlas, una vez que sean aprobadas y comiencen, cuando Limasa abandone este lugar.