La Policía Local cierra ocho establecimientos por vender alcohol a menores en la Feria de Málaga

Agentes en una de sus rondas en la Feria del Centro/Ñito Salas
Agentes en una de sus rondas en la Feria del Centro / Ñito Salas

El concejal de Seguridad asegura que hay tolerancia cero con esta conducta, castigada con el cierre inmediato del establecimiento durante 72 horas y una multa de 750 euros

Alvaro Frías
ALVARO FRÍAS

Tolerancia cero. Esa es la consigna que sigue el Ayuntamiento de Málaga en la lucha contra la venta de alcohol a menores, que en estos primeros días de feria ya ha supuesto el cierre de hasta ocho locales situados en el Centro de la ciudad, según ha informado el concejal de Seguridad del Consistorio, Avelino Barrionuevo.

Solo en las primeras 24 horas, desde el inicio de los festejos, los agentes de la Policía Local ya ordenaron el cierre de uno de estos establecimientos, en concreto, situado en la calle Madre de Dios. El viernes se clausuraron tres -uno en la plaza de La Merced y otros dos en calle Victoria- y este sábado cuatro más -en calle Liborio García y en Gómez Pallete, entre otros puntos del Centro-.

Para combatir estas conductas, el concejal ha explicado que se ha formado un dispositivo durante la feria, en el que participan agentes 13 del Grupo de Investigación y Protección (GIP) de la Policía Local de Málaga, así como compañeros suyos pertenecientes a las distintas jefaturas. Todos actúan vestidos de paisano.

Además de la venta de alcohol a menores, los policías locales controlan también aspectos como la venta de bebidas alcohólicas al exterior, la venta ilegal de tabaco o el botellón. Los propietarios de los locales se enfrentan a sanciones contundentes, establecidas para luchar contra este tipo de conductas.

72 horas

Por ejemplo, para castigar la venta de alcohol a menores, la sanción es de 750 euros y conlleva, además, el cierre inmediato del establecimiento durante 72 horas. En el caso de la venta de alcohol al exterior del local, la sanción también es de 750 euros. Asimismo, se realiza un primer apercibimiento y, en caso de repetir la infracción, se cierra el local durante 72 horas.

Por su parte, el concejal de Seguridad ha insistido en que el Ayuntamiento no descansará en la lucha contra la venta de alcohol a menores. «Vamos a ser totalmente intransigentes con estas conductas», ha asegurado Barrionuevo. El edil ha destacado el buen trabajo que está realizando la Policía Local durante la feria y, especialmente, en el control de la venta de alcohol a menores, Por ello, ha querido transmitir su apoyo y su felicitación a los agentes.