Fallece a los 76 años el histórico socialista Eduardo Martín Toval por un infarto

Martín Toval, en una imagen de archivo. /SUR
Martín Toval, en una imagen de archivo. / SUR

El que fuera candidato a la Alcaldía de Málaga en 1995 y ocho años portavoz en el Congreso murió cuando volvía de la manifestación feminista

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

El histórico dirigente socialista malagueño Eduardo Martín Toval falleció ayer noche a los 76 años en La Cala del Moral, el núcleo poblacional de Rincón de la Victoria en el que residía, a consecuencia de un infarto cuando regresaba de participar en la manifestación feminista en Málaga, según confirmaron a SUR fuentes consultadas.

Martín Toval, que fue candidato a la Alcaldía de Málaga en las elecciones municipales de 1995 y ocho años portavoz del grupo socialista en el Congreso bajo la presidencia de Felipe González, sufrió el infarto en el paseo marítimo de La Cala del Moral y en la caída ha sufrido también un golpe en la cabeza, añadieron las fuentes; al lugar de los hechos se desplazaron los servicios de emergencia que intentaron reanimarlo sin éxito.

El veterano dirigente socialista había acudido sólo a la manifestación ya que su esposa, Mercedes Muñoz, se quedó en casa al no encontrarse bien, por lo que fue en autobús, según los testimonios recabados. En la marcha estuvo junto a compañeros del partido como el expresidente de la Diputación José María Ruiz Povedano, el exdelegado de Cultura de la Junta Francisco López o el que fuera portavoz municipal Rafael Fuentes. Asimismo, estuvo charlando con Ignacio Trillo, exdelegado de Medio Ambiente, a quien ofreció un cigarrillo del paquete que había comprado en calle Larios y al que le comentó que regresaría a su casa en autobús, pero no pudo llegar ya que le sobrevino el infarto en plena calle.

La noticia de su muerte provocó una gran consternación en el PSOE. «Muy apenados tras conocer la noticia del fallecimiento del compañero Eduardo Martín Toval. El PSOE de Málaga hoy llora su pérdida. Todo nuestro apoyo y ánimo a su familia», escribió el secretario general provincial, José Luis Ruiz Espejo en Twitter. En esta red social, la presidenta de la Junta en funciones, Susana Díaz, escribió: «Mis condolencias y un fuerte abrazo a la familia de Eduardo Martín Toval. Nos deja un gran socialista, de fuertes convicciones y comprometido con los ideales de igualdad, libertad y justicia social».

Doctor en Derecho y profesor de Derecho del Trabajo, era inspector de Trabajo y de la Seguridad Social. Inició su actividad política en la lucha antifranquista en Málaga, donde nació en marzo de 1942, ligado a los círculos cristianos. Con su traslado profesional a Barcelona en 1967 siguió su acción política, vinculándose a la Organización Revolucionaria Obrera (ORT), que abandonó pronto, y posteriormente al grupo 'Topo obrero', vinculado a Comisiones Obreras, según se recoge en su biografía en el Congreso.

Primer Estatut de Cataluña

En esos años finales del franquismo se vinculó a Convergencia Socialista de Cataluña y, posteriormente, al Partido Socialista de Cataluña participando en 1978 en la unificación del socialismo catalán al constituirse el PSC-PSOE. Por este partido fue diputado por Barcelona en las Cortes Constituyentes y en la primera legislatura, aunque abandonó la Carrera de San Jerónimo para presentarse en 1980 a las autonómicas catalanas y participar en la redacción del primer Estatut de Cataluña, tierra a la que quería. Estuvo poco tiempo en la política regional ya que este dirigente estrechamente vinculado a Alfonso Guerra regresó al Congreso en 1982, donde tres años después fue nombrado portavoz del grupo socialista, cargo de gran responsabilidad y proyección política, que ocupó hasta 1993.

Aún permaneció dos años más como diputado, siempre por Barcelona, hasta que fue nombrado candidato a la Alcaldía de la capital malagueña en las elecciones municipales de 1995, que se bautizaron como la 'Batalla de Málaga' ya que además de Martín Toval concurrieron de candidatos otros dos pesos relevantes de la política nacional en ese momento como Celia Villalobos (PP) y Antonio Romero (IU). El PSOE cosechó sus peores resultados en las locales con siete ediles y aunque sumaban mayoría con IU no hubo acuerdo de los partidos de izquierda, propiciando la llegada del centro-derecha a la Alcaldía. Fue portavoz municipal del PSOE hasta que en 1998 perdió frente a Francisco Oliva las primarias del PSOE para ser candidato en las municipales de 1999. Poco después se retiró de la política activa y volvió a su puesto de funcionario hasta su jubilación.