Málaga a trazos

El difícil encaje de la noria

El difícil encaje de la noria
Luis Ruiz Padrón

Noria gigante, Muelle de Heredia

Luis Ruiz Padrón
LUIS RUIZ PADRÓN

La noria gigante del Muelle de Heredia resulta tan difícil encajar en el cuaderno de dibujo como en el planeamiento urbanístico. Por más que se supiese su fecha de caducidad, no deja de extrañar su quietud a la vista del impecable estado de sus barras metálicas; ociosa sobre los adoquines portuarios, se asemeja a la osamenta de un enorme molusco salido de la colección que con tanto cuidadoexponeAlborania en sus anaqueles. La imagen resulta tentadora para quien busca un objetivo que captar sobre el papel, pero el reto acaba por ser más difícil de lo previsto: a medida que las líneas se van perfilando, los dos grandes anillos que componen la rueda amenazan con adoptar la geometría informe de un reloj daliniano. En semejante tesitura, los graznidos de las tres cotorras argentinas que pasan zumbando sobre el esforzado dibujante no pueden sino interpretarse como una hiriente burla ante sus estériles desvelos. Unas veces se gana y otras se pierde, es la respuesta que acierta a formular en su mente anteunos volátiles que ya se pierden en dirección oeste, mientras continúa la tarea ante el temor de que el artilugio sea desmontado en fecha próxima.