Cazan a un joven que circulaba a 196 kilómetros por hora en la hiperronda de Málaga

Zona donde se desarrollaba el control de velocidad. /
Zona donde se desarrollaba el control de velocidad.

El conductor, que iba al volante de un Volkswagen Golf, está siendo investigado por un presunto delito contra la seguridad vial

JUAN CANOMálaga

Un joven de 27 años, natural y vecino de Málaga, está siendo investigado por la Guardia Civil de Tráfico tras ser cazado cuando circulaba a 196 kilómetros por hora en un tramo de la hiperronda que está limitado a 100, según confirmaron a este periódico las distintas fuentes consultadas.

Los hechos sucedieron hace unos días en el kilómetro 236 de la autovía A-7, a la altura del túnel de Churriana, en la calzada en sentido Cádiz. Los agentes se hallaban realizando un control de velocidad dinámico con un coche camuflado que circulaba por la citada vía equipado con un radar, que saltó al detectar un turismo que iba a 196 por hora y tomó la fotografía de la matrícula.

Los guardias civiles que se encontraban en el vehículo camuflado avisaron a sus compañeros, que iban en el coche patrulla, para que le dieran el alto al conductor de un Volkswagen Golf GT 2.0. Los agentes interceptaron el automóvil y le pidieron la documentación a la persona que iba al volante del mismo, que resultó ser un joven de 27 años.

Tras recabar todos los datos del conductor, que casi duplicaba la velocidad máxima permitida en ese tramo de la vía, la Guardia Civil de Tráfico confeccionó un atestado que ya ha sido remitido al juzgado por un presunto delito contra la seguridad vial por exceso de velocidad.

El Código Penal considera delito las infracciones que superen en 80 kilómetros por hora el límite permitido cuando se trata de vías interurbanas, o en 60 si se trata de vías urbanas. El texto legal contempla la pena de prisión de tres a seis meses o una multa de seis a doce meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días; y, en cualquier caso, establece la privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por un periodo de uno a cuatro años.

La vía penal paraliza temporalmente hasta que haya resolución del juez la vía administrativa, que sólo se iniciaría si el conductor es absuelto del delito pero la Dirección General de Tráfico (DGT) considera que su conducta es sancionable.

En cuanto a la multa, la normativa contempla como infracción muy grave los excesos de velocidad que superen en 70 kilómetros por hora el máximo permitido cuando se trate de carreteras secundarias y autovías. Este tipo de infracciones están castigadas con la pérdida de seis puntos del carné de conducir y además llevan aparejadas una sanción económica de 600 euros.