Tres víctimas mortales relacionadas con el 'running' en España en el último mes

Un grupo de deportistas en la prueba de Málaga. /
Un grupo de deportistas en la prueba de Málaga.

Con el fallecimiento este domingo del deportista danés tras completar el Maratón de Málaga se cierra el mes más negro para las competiciones en este país

Málaga

Es un riesgo para la salud, si no estás preparado. Se ha desmitificado. Hay gente que se embarca en este tipo de aventuras sin saber a qué se expone, explicaba el atleta Martín Fiz en SUR el día previo a la celebración del Maratón de Málaga alertado por las dos últimas víctimas mortales hacía escasos días en la Behobia-San Sebastián y la Media Maratón de Benidorm.

el fin de semana

Pocas horas después, otra tragedia volvía a golpear al mundo del running con el fallecimiento de un corredor en Málaga. Un ciudadano danés de 53 años, que perdió la vida este pasado domingo tras sentirse indispuesto después de participar en el maratón local, pasa a engrosar la lista de víctimas mortales relacionadas con el atletismo popular. Aunque no dejan de ser casos aislados atendiendo al número de personas que practican deporte cada fin de semana.

La preparación para correr una prueba de media o larga distancia lleva consigo aparejada unos meses específicos de preparación que a veces no es suficiente. Si te exiges, sufres. Pero si vas tranquilo, puedes aguantar un maratón», comentó Abel Antón el mismo día. Hay puede estar una de las claves: en el nivel de exigencia, y por tanto de sufrimiento, que llegan a someter algunos participantes a sus cuerpos. Aunque nadie está exento de una malformación congénita no detectada que pueda ser la causante de la tragedia.

Los retos personales que se marcan personas con un pasado no atlético en pruebas de fondo, ya sean en carreras por el asfalto, por la montaña, travesías a nado o triatlones, se pueden pagar caro si no se preparan con la base apropiada. El domingo se pudo ver por las calles de Málaga a corredores que emplearon menos de tres horas en recorrer los más de 42 kilómetros de la prueba. Pero también hubo muchos finishers que se fueron hasta las seis. Sin embargo, ese tiempo no determina el esfuerzo de unos y otros, ya que a priori los primeros parten con una mejor preparación física para soportar el esfuerzo exigido.

La muerte de un triatleta de 41 años en el sector de agua en el Triatlón de Barcelona (octubre de 2014) y el paro cardiaco que sufrió otro corredor de 58 años en la línea de meta de la Media Maratón de Almodovar (Córdoba) el pasado mes de octubre son los precedentes en España a esta acumulación de víctimas en San Sebastián, Benidorm y Málaga en los últimos días. Da la casualidad que la prueba donostiarra cuenta, además, con el trágico balance de seis fallecidos desde el año 2000.

Tampoco se puede hablar de un perfil concreto de corredor, ya que, por ejemplo, la víctima en Benidorm tenía 24 años. Aún así las recomendaciones de los expertos para evitar sucesos como estos pasan por realizar una prueba de esfuerzo y un reconocimiento médico anual. Y, desde luego, por la no precipitación a la hora de elegir las pruebas. No se puede perder el respeto a determinadas distancias.

 

Fotos

Vídeos