Medio Ambiente tumba los sondeos de hidrocarburos frente a la Axarquía

La declaración de impacto ambiental del proyecto 'Campaña Sísmica Chinook' ha sido desfavorable, al considerarse que "no cumple con los requisitos de conservación"

EUROPA PRESS MADRID

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha rechazado la declaración de impacto ambiental (DIA) de un proyecto de exploración de hidrocarburos en aguas del mar de Alborán, frente a las costas de la Axarquía y Granada.

noticias relacionadas

En una nota de prensa, el Ministerio también anuncia que ha aprobado la declaración de impacto ambiental de un proyecto de exploración de hidrocarburos en Tarragona y de otro en Bizkaia.

La DIA del proyecto 'Campaña Sísmica Chinook', en las costas de Málaga y Granada, ha sido desfavorable, al considerarse que "no cumple con los requisitos de conservación del medio ambiente".

Este proyecto consiste en la emisión de ondas sonoras desde una embarcación para identificar la posible existencia de hidrocarburos en el subsuelo marino.

El comunicado indica que en todos los procedimientos de evaluación ambiental como los que ahora han finalizado se "garantiza la máxima protección ambiental mediante la aplicación de estrictos criterios técnicos".

El proyecto "Adquisición sísmica del área de Casablanca" ha obtenido una declaración de impacto ambiental (DIA) favorable, sujeta a "estrictas condiciones de obligado cumplimiento".

El objeto de este proyecto, informa la fuente, es identificar, mediante la utilización de ondas sonoras, los fondos de las reservas de hidrocarburos en el subsuelo marino existente alrededor de la plataforma petrolífera que ya existe frente a las costas de Tarragona desde los años ochenta.

En la citada declaración, se incluyen diversas condiciones, como la relativa a que el área de operaciones debe respetar una separación de 20 kilómetros alrededor del límite de la parte marina del lugar de importancia comunitaria (LIC) Delta del Ebro.

Además, se limita a determinados meses del año el periodo en el que pueden desarrollarse las actuaciones previstas en la DIA para evitar los impactos sobre las especies más sensibles.

Una vez emitida la DIA de este proyecto, para su puesta en marcha se requiere la autorización sustantiva del Ministerio de Industria Energía y Turismo.

En el caso del proyecto denominado 'Sondeo exploratorio Fulmar-1' y 'Sondeo Exploratorio Pelícano-1 en el mar Cantábrico' se ha formulado también una DIA favorable, sujeto asimismo a estrictas condiciones de obligado cumplimiento, entre las que se incluyen la adopción de medidas para la protección de los cetáceos y de la calidad de las aguas.

Objetivo del proyect

El objetivo del proyecto al que se refiere esta DIA es la investigación, desde una plataforma, de la existencia de gas en la costa cantábrica.

Para ello se harán dos sondeos a una profundidad máxima de 4.000 metros utilizando un tubo de acero de perforación que tiene un diámetro decreciente desde 91 centímetros en el fondo marino hasta 21 centímetros en el extremo más profundo, a 16 kilómetros y 22 kilómetros al norte de la costa de Elantxobe y Bermeo (Bizkaia), respectivamente.

Al igual que en el caso anterior, para la puesta en marcha del proyecto a que se refiere la DIA se precisa que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo otorgue, en su caso, la correspondiente autorización.

Para ambos proyectos y en el caso de que fueran precisas actuaciones exploratorias adicionales o que se decidiera la explotación de los yacimientos que se pudieran localizar, estas nuevas actuaciones estarían sujetas a nuevos procedimientos de Evaluación Ambiental con carácter previo a su autorización por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Concretamente, la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) del proyecto 'Campaña Sísmica Chinook', en las costas de Málaga y Granada, ha resultado desfavorable, al considerarse que no cumple con los requisitos de conservación del medio ambiente. El proyecto consistía en la emisión de ondas sonoras desde una embarcación para identificar la posible existencia de hidrocarburos en el subsuelo marino.

Por otra parte, el proyecto 'Adquisición sísmica del área de Casablanca', en Tarragona, ha obtenido una DIA favorable, sujeta a estrictas condiciones de obligado cumplimiento.

Este proyecto pretende identificar, mediante la utilización de ondas sonoras, los fondos de las reservas de hidrocarburos en el subsuelo marino existente alrededor de la plataforma petrolífera que ya existe frente a las costas de Tarragona desde los años ochenta.

En la citada Declaración, se incluyen diversas condiciones, como la que el área de operaciones debe respetar una separación de 20 kilómetros alrededor del límite de la parte marina del Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Delta del Ebro. Además, se limita a determinados meses del año el periodo en el que pueden desarrollarse las actuaciones previstas para evitar los impactos sobre las especies más sensibles.

En el caso del proyecto 'Sondeo exploratorio Fulmar-1' y 'Sondeo Exploratorio Pelícano-1' en el mar Cantábrico, también se ha formulado una Declaración de Impacto Ambiental favorable, sujeta también a estrictas condiciones, entre las que se incluyen la adopción de medidas para la protección de los cetáceos y de la calidad de las aguas.

El objetivo del proyecto es la investigación desde una plataforma, de la existencia de gas en la costa cantábrica. Para ello, se realizarán dos sondeos a una profundidad máxima de 4.000 metros utilizando un tubo de acero de perforación, a 16 kilómetros y 22 kilómetros al norte de la costa de Elantoxbe y Bermeo (Bizkaia), respectivamente.

En los dos últimos casos, para la puesta en marcha del proyecto es necesario que el Ministerio de Industria, Energía y Turismo otorgue la correspondiente autorización.

Evaluación Ambiental

En caso de que fueran precisas actuaciones exploratorias adicionales o que se decidiera la explotación de los yacimientos que se pudieran localizar, estas nuevas actuaciones estarían sujetas a nuevos procedimientos de Evaluación Ambiental con carácter previo a su autorización por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Según indica el Ministerio, en todos los procedimientos de evaluación ambiental se garantiza la máxima protección ambiental mediante la aplicación de estrictos criterios técnicos. Además, precisa que durante todo el procedimiento se ha garantizado la máxima transparencia y participación pública.

Una vez resueltas las tres declaraciones de impacto ambiental, se han remitido a las empresas promotoras y al Ministerio de Industria, Energía y Turismo, y enviado al Boletín Oficial del Estado (BOE) para su próxima publicación.