El socialista Sassoli presidirá la Eurocámara

David-Maria Sassoli. / Reuters

El candidato que contaba con el visto bueno de los líderes europeos logra la mayoría absoluta en la segunda ronda de votaciones

Salvador Arroyo
SALVADOR ARROYOCorresponsal en Bruselas (Bélgica)

No hubo un desenlace sorpresa. El camino estaba marcado y el pleno de la Eurocámara lo siguió sin desviarse. El socialista italiano David Maria Sassoli, 63 años, será el primer presidente del Parlamento Europeo en esta novena legislatura. Sustituye a su compatriota Antonio Tajani después de que los jefes de Estado y de gobierno acordasen el martes que en el 'paquete' de altos cargos para el nuevo ciclo político, la presidencia de la Eurocámara se la iban a repartir socialdemócratas y populares, las dos familias con más escaños, 154 y 182 respectivamente. El mandato del italiano expirará así en enero de 2022. Entonces le relevará un conservador.

Sassoli, que hasta iniciar su carrera como eurodiputado hace una década fue periodista de la televisión pública italiana (RAI), obtuvo la mayoría absoluta que exige el procedimiento. Pero en la segunda ronda de votaciones. En la primera, de acuerdo con el total de papeletas válidas emitidas, 662, se quedó a 7 de lograrlo.

El procedimiento contemplaba hasta cuatro intentos y reservaba el último para los dos nombres con más apoyos. Pero no hubo que apurar tanto. A las 13;06 horas el aspirante del S&D, nacido en Florencia, y que competía con Jan Zahradil, del Grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos, Ska Keller (Verdes) y Sira Rego (Izquierda Unitaria Europea), conseguía 345 votos, de los 667 'buenos' en ese segundo 'round'

Pese a la insistencia del ya expresidente Tajani de que esta elección no respondía «a decisiones externas e impuestas. Este es un parlamento libre y autónomo», como dijo en hasta dos ocasiones. La realidad es que el rumbo venía prefijado por el Consejo Europeo, la institución que coordina a las capitales. La decisión de los líderes de no respetar que la presidencia de la Comisión Europea fuera asignada a uno de los cabeza de lista que compitieron en las elecciones del 26 de mayo generó un gran malestar en los grupos.

Los propios socialistas llegaron a tildarla de «profundamente decepcionante». Porque el Consejo terminó por entregar el puesto más codiciado a Ursula von der Leyen, la primera mujer que dirigirá el Ejecutivo de Bruselas en la historia del proyecto comunitario. Su nombre debería obtener el respaldo de la Eurocámara en dos semanas, en un pleno que sí podría evidenciar los desencuentros del Legislativo con los Estados. Hoy formó parte de los discursos y el hecho de que hubiera que llegar a una segunda votación secreta evidenció que hubo muchos votos supuestamente condicionados que no fueron para Sassoli.

Perfil

Impulso a la integración

El 'paquete' de altos cargos fue acordado el martes por populares (representados por Angela Merkel), socialistas (Pedro Sánchez y el portugués Antonio Costa fueron los negociadores) y liberales (con Emmanuel Macron como referencia). En la Eurocámara, una disciplina férrea de voto hubiera consagrado a Sassoli con 444 apoyos. Pero solo consiguió los 345 mencionados; el resto se recondujo aparentemente hacia el voto en blanco o la abstención.

«Desempleo juvenil, migración, cambio climático, desequilibrios mundiales». Esos fueron los retos de la nueva etapa a los que se refirió el italiano tras ocupar el asiento de Tajani. «Retos que nos obligan a gobernar con nuevas ideas. Hace falta valor y sabiduría», subrayó. El ya nuevo presidente apeló también a «recuperar los valores de los padres fundadores» de la Unión Europea.

Y citó entre sus objetivos defender la plena igualdad de géneros; la no discriminación por orientación sexual; la lucha contra la pobreza; el refuerzo del proceso de convergencia entre los Estados, y normas económicas que conjuguen crecimiento, protección social y medio ambiental, mediante inversiones sostenibles. «Debemos tener fuerza para relanzar nuestro proceso de integración y para responder a las preocupaciones de los ciudadanos, al sentimiento de estar perdidos», reforzó.

Más información: