Dieciocho millones de euros para combatir los incendios de la Amazonía

Incendio. /Efe
Incendio. / Efe

La partida económica desbloqueada estará destinada a los países de la zona para adquirir infraestructura y dotarse de equipos de bomberos

PAULA ROSASEnviada especial a Biarritz (Francia)

El humo de la Amazonía llegó este lunes a Biarritz, donde los países del G-7 acordaron desbloquear una ayuda de veinte millones de dólares -dieciocho millones de euros- para combatir los incendios que están arrasando el pulmón verde del planeta. La ayuda no lleva condiciones asociadas, pero, en un mundo polarizado, ni siquiera el ofrecimiento de un cubo de agua ante las llamas iba a pasar sin polémica. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, puso en duda las intenciones de su homólogo francés, Emmanuel Macron, y le acusó de «colonialista».

La crisis climática había estado en la agenda de la cumbre desde el principio, aunque las divergencias que Estados Unidos mantiene con el resto de miembros del grupo -en 2017 se retiró del Acuerdo del Clima de París- no daban muchas esperanzas de que en Biarritz pudiera alcanzarse ningún compromiso concreto. Sin embargo, la urgencia desatada por los pavorosos incendios ha logrado finalmente arrancar al menos un acuerdo económico de los siete. «Debemos responder a la llamada del bosque que arde hoy en la Amazonía de manera muy concreta», había dicho el sábado el líder galo, que ha hecho de los incendios una de las prioridades de la cumbre.

Los fondos anunciados hoy por Macron y el presidente chileno, Sebastian Piñera, -cuyo país albergará la próxima conferencia sobre el clima- serán puestos a disposición de los países amazónicos «de forma inmediata» y se destinarán principalmente a la compra de aviones cisterna o hidroaviones. Piñera destacó que entre los países de la zona tienen necesidad «urgente» de retenes de bomberos y de recursos aéreos para combatir los incendios, y que esa «será la primera etapa que se pondrá en marcha inmediatamente».

Desarrollo sostenible

Ese primer paso irá acompañado el mes que viene, anunció Macron, de una «iniciativa por la Amazonía», que será lanzada oficialmente con todos los países de la región en la reunión de la Asamblea General de la ONU. Se tratará de un programa para abordar a medio plazo cuestiones centrales para el futuro de la Amazonía como la reforestación o el desarrollo sostenible. Un proyecto que necesita del apoyo de Brasil y que será puesto en marcha por asociaciones locales.

Da la casualidad de que es precisamente con Brasil con el país con el que Francia comparte más kilómetros de frontera gracias al territorio de ultramar de la Guyana, que le convierte en uno de los países amazónicos. Los 5,5 millones de kilómetros cuadrados del pulmón vegetal del globo se extienden, además, por Bolivia, Colombia, Brasil, Perú, Ecuador, Venezuela, Guyana y Surinam.

La Amazonía concentra un tercio de los bosques primarios y la mitad de las especies animales y vegetales terrestres. Absorbe el 14% del CO2 mundial. Pero en los últimos 50 años, su extensión se ha reducido en un 20%. Sólo en lo que llevamos de año, el Instituto Nacional de Investigación Espacial de Brasil ha registrado 75.000 incendios, una cifra récord que los críticos achacan a la retórica del presidente Bolsonaro, ferozmente contraria a la preservación del medio ambiente, y su falta de acción contra las violaciones medioambientales.

Macron desea que «los brasileños pronto tengan un presidente a su altura»

R. Rosas.-Por el momento, Bolsonaro no parece impresionado con la iniciativa y de hecho la utilizó para atizar a Macron, con quien mantiene una agria disputa. Hoy aseguró en Twitter que el presidente francés «disimula sus intenciones detrás de la 'alianza' del G-7 para 'salvar' la Amazonía, como si fuéramos una colonia o tierra de nadie». El tono entre ambos ha ido montando en los últimos días.

Si la semana pasada Macron acusaba a Bolsonaro de «mentir» sobre sus compromisos climáticos asumidos en la cumbre del clima y rechazaba por ello ratificar el acuerdo Mercosur-UE, el ultraderechista brasileño, en un gesto que sólo puede calificarse de bajeza, se burlaba de Brigitte Macron en las redes sociales. Un internauta colgó en Facebook un fotomontaje en el que se veía a los dos matrimonios, los Macron y los Bolsonaro, acompañado de un «¿Entiendes ahora por qué Macron persigue a Bolsonaro?». El brasileño respondió al mensaje pidiendo que no «humillara al tipo», tras lo que escribió «LOL» (muerto de risa).

Macron respondía con furia al comentario sexista, unas declaraciones «extraordinariamente irrespetuosas», según palabras del galo, y deseó a los brasileños que «pronto tengan un presidente que esté a la altura».