Boicot de la derecha latina a Maduro

Diputados mexicanos protestan por la invitación que el partido Morena, del futuro presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le ha hecho al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para que asista a la toma de posesión el próximo 1 de diciembre, durante una sesión ordinaria, en Ciudad de México (México). /Gil Cortés (Efe)
Diputados mexicanos protestan por la invitación que el partido Morena, del futuro presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le ha hecho al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para que asista a la toma de posesión el próximo 1 de diciembre, durante una sesión ordinaria, en Ciudad de México (México). / Gil Cortés (Efe)

Una veintena de expresidentes hispanoamericanos rechazan la presencia del venezolano en las tomas de posesión de Obrador y Bolsonaro

MILAGROS LÓPEZ DE GUEREÑOCorresponsal en La Habana (Cuba)

La agitación vivida en las redes sociales desde que Nicolás Maduro confirmó hace diez días su asistencia a la toma de posesión de López Obrador el próximo 1 de diciembre se ha trasladado a varios exmandatarios de naciones integrantes del Grupo de Lima, quienes presionan para que le retiren la invitación argumentando que el líder bolivariano «es un criminal». En una carta, los firmantes solicitan «respetuosamente de los presidentes electos de México y de Brasil, Andrés Manuel López Obrador y Jair Bolsonaro, ser consecuentes y mantener el cumplimiento de los compromisos adoptados sobre Venezuela».

Argumentan en el texto que «bajo el régimen de Maduro ocurren violaciones sistemáticas de los derechos humanos y las libertades fundamentales, represión y persecución política, hay presos políticos y falta de elecciones libres». En el documento aparecen las rúbricas de Óscar Arias, de Costa Rica; José María Aznar, de España; Nicolás Ardito Barletta, de Panamá; Belisario Betancur, de Colombia; Enrique Bolaños, de Nicaragua; Felipe Calderón, de México; Laura Chinchilla Miranda, de Costa Rica; Alfredo Cristiani, de El Salvador; Fernando de la Rúa, de Argentina; Vicente Fox, de México; Osvaldo Hurtado, de Ecuador; Luis Alberto Lacalle, de Uruguay; Jorge Jamil Mahuad, de Ecuador; Mireya Moscoso, de Panamá; Andrés Pastrana, de Colombia; Jorge Tuto Quiroga, de Bolivia; Miguel Ángel Rodríguez, de Costa Rica, Álvaro Uribe Vélez, de Colombia, y Juan Carlos Wasmosy, de Paraguay. El conservadurismo latinoamericano en pleno.

Calderón y su esposa y ex candidata presidencial, Margarita Zavala, coincidieron al rechazar su presencia. «Puedo pensar que por diplomacia se decida invitar a todos los presidentes de Latinoamérica, pero de ahí a presumir que viene Nicolás Maduro . Una pequeña muestra de solidaridad con el sufrido pueblo venezolano hubiera sido mejor», dijo Zavala.

«Dime con quién andas...»

Fox, por su parte, tan dicharachero como siempre, acudió al refranero. «Dime con quién andas y te diré quién eres. En México somos hermanos de la Venezuela libre, no amiguitos del dictador que la tiene sometida. Y ni se hable de los otros invitados, #MaduroNo, ni una que otra fichita por ahí», afirmó en Twitter. Pronto otros usuarios de la red social colgaron fotos suyas con Hugo Chávez. El escritor Enrique Krauze lamentó la invitación a un «dictador» y «sepulturero».

El futuro ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrard, explicó que se invitó «a todos los países del mundo, sin excluir a nadie», y defendió la «política exterior de amistad y de respeto» a todos. Indicó asimismo que han confirmado su presencia «quince jefes de Estado», entre ellos Evo Morales. Además, acudirán «el segundo de Corea del Norte y el vicepresidente de los Estados Unidos».

Mientras, Maduro hace caso omiso a la polémica y dedica su atención al intento de repatriar las reservas de oro venezolanas desde Londres, por si le caen más sanciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos