El monumento natural de la Sierra de las Nieves que se muere

Estado actual del Pinsapo de la Escalereta. /Ricardo Pastor
Estado actual del Pinsapo de la Escalereta. / Ricardo Pastor

El Pinsapo de la Escalereta, que tiene más de medio milenio de vida, lleva ya dos décadas languideciendo debido a su edad y a las sequías

Javier Almellones
JAVIER ALMELLONESMálaga

En octubre de 2001 el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobó la declaración de los 23 monumentos naturales de la región. Entre ellos, en la provincia de Málaga, se encontraba el Tornillo, una roca que es emblema del Torcal de Antequera, y el Pinsapo de la Escalereta, un ejemplar único en lo que ya es de por sí una especie muy singular. Con más de cinco siglos de vida y unas dimensiones impresionantes es uno de los árboles más vetustos de los bosques malagueños.

Este árbol, que se encuentra dentro del parque natural de la Sierra de las Nieves -y dentro de lo que presumiblemente en este año sea parque nacional-, entró en un claro declive vital poco antes de recibir esa declaración. En concreto, en el año 2000 se percibieron en él síntomas de que había sufrido las consecuencias de la dura sequía de 1995.

Como explica José Quintanilla, jefe del Departamento de Actuaciones en el Medio Natural de la Junta de Andalucía en Málaga, este ejemplar de 'abies pinsapo' tiene actualmente «un declive estructural». «Se le rompen las ramas con el viento y las nevadas y esas roturas hace que le entre agua y frío», añade.

Para ver el Pinsapo de la Escalereta lo idóneo es hacerlo desde cierta distancia.
Para ver el Pinsapo de la Escalereta lo idóneo es hacerlo desde cierta distancia. / Ricardo Pastor

Quintanilla afirma que se en el año 2000 se detectó «cierta defoliación». Tras consultar a varios expertos en árboles centenarios, se dedujo que esa anomalía fue producida por culpa de una sequía producida cinco años antes. A partir de ahí los períodos de escasez de lluvias «han sido más frecuentes y extensos y el árbol no ha sido capaz de sobreponerse a todo ese estrés».

Eso sí, su estado de salud no lleva acarreado una muerte inminente. En este sentido, el responsable de este departamento de la Junta de Andalucía es relativamente optimista y considera que «aún le quedan al menos 20 ó 30 años». Esto no quiere decir ni mucho menos que se le vaya a dejar morir. De hecho, se han tomado medidas en estos años para evitar que empeore con plagas y enfermedades.

Pero, Quintanilla también es contundente y asegura que aquí no se puede actuar como en un jardín ornamental de Málaga. «Aquí hay que dejar que la naturaleza actúe, porque aún en este estado, el Pinsapo de la Escalereta nos está enseñando mucho; por ejemplo, sobre la microfauna de su entorno».

El jefe del Departamento de Actuaciones en el Medio Natural hace un símil de la vida del pinsapo con la humana: «A este árbol le pasa como a nuestros abuelos, cuando cumplen ciertas edades, empieza su declive y, si tienen algún percance, empeoran».

Actualmente, se considera que el Pinsapo de la Escalereta tiene unos 550 años, pero incluso podrían ser 800. Se trata, por tanto, del ejemplar vivo más longevo de su especie. El único precedente que se conoce que se acerca su edad fue un pinsapo de Grazalema que tenía, según las estimaciones, cinco siglos de vida.

El todavía monumento natural tiene síntomas de que ha entrado en su declive
El todavía monumento natural tiene síntomas de que ha entrado en su declive / Ricardo Pastor

Este monumento natural se encuentra en el término municipal de Parauta se encuentra uno de los bosques de pinsapos mejor conservados, el que recibe el nombre de Alcojona. Sus dimensiones, 26 metros de altura y una copa que proporciona una sombra de unos 200 metros cuadrados, siguen siendo impresionantes a pesar de haber entrado en ese declive de salud.

Un digno sucesor

Afortunadamente, cuando muera, el Pinsapo de la Escalereta, tendría un digno sucesor como monumento natural a pocos metros de allí. Se trata de un ejemplar conocido como el del Puntal de la Mesa, aunque también es conocido popularmente como el de la 'Falsa Escalereta', ya que eran muchos los que viendo su forma y sus magnitudes pensaban que se trataba del auténtico. Aunque Quintanilla considera, eso sí, que aún es pronto para declararlo, por que merece la pena esperar y disfrutar del que está vivo: «No lo matemos antes de tiempo, hay que valorar la importancia que todavía tiene».

Por su parte, Rafael Flores, responsable de la empresa de turismo activo RF Natura y gran conocedor de la Sierra de las Nieves, es «un ejemplar antiguo y merecería tener también la declaración de monumento natural, cuando fallezca del todo el de la Escalerata».

Pinsapo del Puntal de la Mesa o Falsa Escalereta.
Pinsapo del Puntal de la Mesa o Falsa Escalereta. / Rafael Flores

Para Flores, que ha publicado distintas publicaciones sobre este parque natural, el Pinsapo del Puntal de la Mesa, al que se le calculan al menos tres siglos de vida, es incluso «más espectacular, muy vigoroso y con una tronca espectacular». Además, este experto conocedor de la zona explica que tiene «una llamativa forma de candelabro gracias a su tronco, que es muy ramoso porque en su día perdería la guía».

5. El Pinsapo del Puntal de la Mesa podría ser en el futuro el sucesor del ejemplar de la Escalereta
5. El Pinsapo del Puntal de la Mesa podría ser en el futuro el sucesor del ejemplar de la Escalereta / Rafael Flores

Para conocer ambos ejemplares hay una ruta de senderismo habilitada y dos miradores. En este sentido, Quintanilla llama a la responsabilidad de quienes transiten por ella para que no se acerquen demasiado a ninguno de los dos ejemplares, ya que «se pisan sus raíces y se asienta el terreno, lo que les perjudica claramente». Es más, quienes deseen fotografiarse con estos dos ejemplares tendrán una mejor perspectiva si lo hacen a varios metros para que se vea todo el árbol. Por tanto, lo idóneo es hacerlo desde los mencionados miradores.

Ruta de senderismo del Pinsapo de la Escalereta