Buscan al piloto de un autogiro que cayó al pantano de Iznájar tras explotar la aeronave

Pablo Benthem en una imagen de archivo/SUR
Pablo Benthem en una imagen de archivo / SUR

El piloto accidentado es Pablo Benthem, madrileño de 55 años y vecino de Moclinejo

EUGENIO CABEZAS y EUROPA PRESS

Un piloto que despegó del aeródromo de Antequera en la mañana de ayer se hundió en el pantano de Iznájar (Córdoba) donde las fuerzas de seguridad y rescate buscaban el vehículo de motor que desapareció tras colisionar y explotar, según el 112 y fuentes de la investigación, al cierre de esta edición.

Submarinistas de la Guardia Civil buscaban ayer en el pantano a Pablo Benthem, madrileño de 55 años y vecino de Moclinejo, según confirmó a SUR su amigo e instructor Francisco Giménez. Con más de tres décadas de experiencia en el vuelo con autogiros, Benthem está casado y tiene una hija. Entre sus hazañas destacan el primer vuelo de la historia entre Europea y África, a lo largo de 12.800 kilómetros, en el verano de 2014, junto a Giménez e Ignacio Yuste.

En declaraciones a los periodistas, el capitán de la Guardia Civil Antonio Quijano ha señalado que el aparato siniestrado, que en un principio los testigos identificaron como un helicóptero, es un «autogiro biplaza» que estaba al parecer ocupado por una persona. La principal hipótesis indica que el piloto no ha visto los cables de alta tensión que se encontraban junto a un puente y que ha caído al agua debido a «una explosión».

La aeronave ha sido localizada a 45 metros de profundidad en el fondo del embalse cordobés. Según ha informado Giménez, la Guardia Civil está evaluando la situación para rescatar el cuerpo. El autogiro en el que viajaba solo Benthem había salido desde el aeródromo de Antequera sobre las 10.00 horas en un vuelo de entrenamiento y, al parecer, según las primeras investigaciones, habría chocado con un tendido eléctrico. Benthem es además instructor de parapente y paramotor y submarinista deportivo.

La Guardia Civil ha movilizado medios aéreos y acuáticos que están reconociendo la zona y estudiando la forma de intentar localizar el autogiro y reflotarlo cuanto antes, ha afirmado Quijano.

Ha añadido que en la zona del accidente, el pantano tiene una profundidad de unos 60 metros, por lo que se ha sumado al dispositivo de rescate un equipo de submarinistas procedentes de Granada.

El capitán ha señalado que el autogiro «no tiene muchas limitaciones» para volar y podía hacerlo en la zona del pantano y ha confirmado que el aparato salió esta mañana de un aeródromo de Antequera.

Por su parte, el director general de Emergencias y Protección Civil de la Junta de Andalucía, Agustín Muñoz, explicó que sobre las 11.20 horas se recibieron varias llamadas en el centro regional de emergencias 112 y se inició el protocolo con el aviso a la Policía Local y a los bomberos de la zona. La Guardia Civil asumió el mando de la operación de rescate y se activó el Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA).

El capitán de la Guardia Civil Antonio Quijano, en declaraciones a los periodistas
El capitán de la Guardia Civil Antonio Quijano, en declaraciones a los periodistas / EFE