La moda española se pone a remojo

Desfile de Andrés Sardá./EFE
Desfile de Andrés Sardá. / EFE

Juan Vidal destaca con una exquisita lección contemporánea del Renacimiento en la primera jornada de los diseñadores consagrados en el marco de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid

Gloria Salgado
GLORIA SALGADOMadrid

Bajo el mar. Así comenzó este domingo el calendario de diseñadores consagrados en la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid (MBFWM). Las modelos mostraron los diseños de los hermanos vascos que forman el dúo creativo Ailanto entre enormes conchas y perlas. Los estampados pañuelo de motivos marinos como corales y algas se dibujan sobre delicadas piezas de gasas de seda y algodones en un juego de capas drapeadas superpuestas y transparencias. Destacaron las prendas nacaradas en una colección sin ostentaciones para la próxima primavera que dio paso al espectáculo de Andrés Sardá. La firma de lencería y baño sumergió al presente en el lujo de un resort de montaña americano de finales de los 50. Del romanticismo de la moda íntima con exquisitos encajes, marabús, lazadas y cristales de Swarovski, a un refrescante baño retro en piqué y croché.

Aires nuevos para Schlesser, que hace tiempo se quedó sin ángel en todos los sentidos. Sin embargo, la colección firmada esta temporada por Daniel Rabaneda -la tercera- ha sido un soplo de esperanza. La tarea del diseñador es sumamente compleja: tiene que ajustarse a las férreas normas comerciales de la empresa y enfrentarse a la alargada sombra del modista que dio nombre a la casa, al que el joven nombra con admiración y respeto. Tras año y medio en compañía, se percibe que Rabaneda se siente más cómodo y lleva su pasión por la escalada a la pasarela, donde la mezcla con el estilo urbano y el patronaje clásico de la firma. Destaca su trabajo con la lana, que da forma al 70% de la colección.

Una sobriedad que ha roto Brain&Beast con una propuesta inclasificable, como sus prendas sin género. La firma, desconocida para el gran público, ya lleva 10 décadas en el sector, donde se ha hecho un hueco con su carácter transgresor, necesario para acabar con los tabúes que tanto detesta. En la jornada dominical lo demostraron con un desfile muy freudiano con piezas confeccionas del revés. Abrió una mujer transexual vestida de hombre afeminado, aunque también tuvieron cabida Teresa de Calcuta o Boy George. Aquí nadie se queda fuera.

Desfile de Andrés Sardá. / EFE

La moda de baño también estuvo representada por una Dolores Cortés abducida por el universo creativo del francés Henri Matisse, cuya relación con la moda fue intensa porque su familia se dedicaba a la importación de telas turcas. Los estampados bidimensionales en tonos vivos tamizados comparten espacio con los tropicales y toman relevancia en bañadores y bikinis con el trabajo de pasamanería.

De Matisse a Boticceli de la mano de Juan Vidal, que se maneja con soltura entre lo divino y lo humano. El alicantino convierte en contemporáneas las referencias clásicas del Renacimiento y retoma la búsqueda de la belleza que se ha perdido en la sociedad actual. Detalles de molduras y vasijas se reflejan en las formas de unas prendas muy trabajadas. Su visión de la moda es curativa.

El 'EGO' de Dominnico

Domingo Rodríguez se alzó con el premio de la 14ª edición del certamen Mercedes-Benz Fashion Talent en la pasarela Samsung EGO con su firma Dominnico. El joven creador alicantino, de 24 años, presentará en la pasarela internacional de Mercedes-Benz Fashion Week Tbilisi (Georgia) su colección para el próximo verano, 'Harajuku Kids', inspirada en artistas como Andy Dixon, Antoni Tudisco o Six N.Five o 'influencers' como Ruby Gloom.

«Ganar este premio significa cumplir un sueño. Supone un punto y aparte para mi firma y el inicio de una nueva etapa para este proyecto», explicaba Rodríguez tras hacerse con el galardón. Personalidades del mundo del espectáculo como Lady Gaga, Rita Ora o la española Rosalía han vestido sus creaciones.