La construcción genera diez mil puestos de trabajoen un año en la provincia

La construcción genera diez mil puestos de trabajoen un año en la provincia

Las actividades ligadas al ladrillo ya dan empleo a 53.000 malagueños; cifra que sigue muy lejos de la que se llegó a alcanzar antes de la crisis

Nuria Triguero
NURIA TRIGUEROMálaga

El dinamismo que ha adquirido el mercado de la vivienda en la Costa del Sol, con un creciente número de promociones residenciales en marcha, está alimentando una decidida creación de empleo en el sector de la construcción. En un año, esta rama de la economía ha creado 10.000 puestos de trabajo en la provincia, a juzgar por la comparación entre la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre de 2017 y la del mismo periodo de 2018. Este crecimiento de la ocupación equivale en términos porcentuales al 24,6% y sitúa el total de trabajadores del ladrillo en 52.700 en Málaga. Una cifra que, no obstante, sigue muy lejos de las que se llegaron a alcanzar durante el boom previo a la crisis. Hace diez años, por ejemplo, había 90.900 personas trabajando en el tajo en la provincia. Ahora hay un 42% menos.

A nivel andaluz, Málaga es la provincia con más empleo ligado a la construcción, tanto en términos absolutos como en proporción a su número total de trabajadores. El porcentaje que representan los profesionales del ladrillo se sitúa en el 8,1% de la mano de obra total de la provincia, frente a la media regional del 6,3%. Esta proporción es, claro está, muy inferior a la de hace una década, cuando la construcción generaba el 15% del empleo.

Un informe publicado ayer por la consultora de recursos humanos Randstad destaca la progresiva recuperación del empleo ligado a la construcción en buena parte de España. En Andalucía este sector vuelve a recuperar los 190.000 ocupados, algo que no ocurría desde el cuarto trimestre de 2011. En concreto, este sector da empleo a 191.800 trabajadores en la región, que son 22,2% más que el año anterior.

La construcción fue el sector que más sufrió las consecuencias de la crisis económica durante el primer periodo de la misma. Así, entre el segundo trimestre de 2008 y el cuarto de 2012, se destruyeron más de 300.000 empleos en la región (60.000 solamente en la provincia de Málaga), lo que supuso un descenso del 69%. Entre 2013 y 2015, el sector de la construcción dio empleo a unos 140.000 trabajadores de media, llegando a registrar el menor volumen durante el primer trimestre de 2014, con 127.700 ocupados. Desde 2016 hasta hoy, el sector ha registrado un incremento del volumen de ocupación del 30%, hasta superar los 191.000 empleados actualmente.

A nivel nacional, el sector de la construcción ha vuelto a superar los 1,2 millones de ocupados, algo que no ocurría desde el segundo trimestre de 2012. En concreto, este sector da empleo a 1.215.200 trabajadores en España, lo que supone un 7,2% más que en 2017.

Por regiones

Randstad ha analizado cómo se ha comportado el empleo en la construcción en función de la región. En concreto, 14 de las 17 comunidades de España han aumentado el número de trabajadores respecto al año anterior, mientras que tres han experimentado un descenso. Navarra es la comunidad autónoma que mayor incremento ha experimentado, con un 35%. A continuación, con más de diez puntos porcentuales de diferencia, se sitúan Castilla-La Mancha (24,3%) y Andalucía (22,2%). Por encima de la media nacional (7,2%), también se encuentran Madrid (13,2%), Murcia (10,7%) y Canarias (8,4%).

Inmediatamente después de la media nacional se sitúan La Rioja (6,3%) y Aragón (4,2%), seguidas de Castilla y León (3,3%), Cantabria (3,2%), Cataluña (1,6%) y Galicia (1,3%). Por debajo del 1% de crecimiento anual están Euskadi (0,8%) y Comunidad Valenciana (0,3%). En el lado contrario, las regiones donde ha descendido el volumen de ocupados en construcción en el último año son Asturias (-2,1%), Baleares (-10,6%) y Extremadura (-13,9%).

En el caso de las provincias, Guadalajara (86%), Cádiz (44,7%), Sevilla (42,8%) y Salamanca (35,7%) registran los mayores crecimientos de ocupados. A continuación se sitúan Castellón (30,9%), Toledo (27,1%) y Orense (26,8%). Por su parte, las provincias donde más se ha reducido la ocupación en el sector son Teruel (-48,1%), Badajoz (-14,4%), Segovia (14,3%) y Gerona (-14,2%).

Dentro de Andalucía, además de Cádiz y Sevilla, Málaga (24,6%) y Córdoba (10,1%) son las provincias que registran los mayores incrementos. En el lado contrario, decreciendo, se encuentran Almería (-3,8%) y Huelva (-11,7%).

Temas

Epa
 

Fotos

Vídeos