El Ibex-35 aguanta en verde pese a las pérdidas de Italia

Pantalla en la sede de la Bolsa en Madrid. /Chema Moya (Efe)
Pantalla en la sede de la Bolsa en Madrid. / Chema Moya (Efe)

IAG encabezó los ascensos, con una subida del 3,80%

CRISTINA VALLEJO

El Ibex-35 comenzó el día intentando subir, pero duró poco en positivo. Pronto se adentró en zona de pérdidas, para marcar mínimos del día levemente por debajo de los 10.100 puntos alrededor de la una de la tarde. Pero, a partir de ahí, el índice comenzó a recuperar posiciones, para terminar la sesión con una revalorización del 0,27%, en los 10.168,10 puntos. 

En el Viejo Continente dominaron los números rojos, de todas maneras, por lo que el Ibex-35 fue el mejor de entre los principales y el único junto al PSI-20 de Lisboa que cerró en números verdes. Mientras, el Ftse 100 británico se dejó un 0,02%, el Cac 40 francés, un 0,17%, y el Dax alemán, un 0,28%.

En el selectivo español, IAG encabezó los ascensos, con una subida del 3,80%. A continuación se colocó Grifols, con un avance del 2,97%. Sabadell, Indra y Cellnex se apuntaron más de un 1%. Después se situaron CaixaBank y Bankinter, con ganancias de un 0,74% y de un 0,71%, respectivamente. 

En rojo, ningún valor llegó a caer ni un punto porcentual. El peor fue Red Eléctrica, que se dejó un 0,80%, mientras que Repsol perdió un 0,71%. Enagás y Acerinox bajaron un 0,66% y un 0,59%, respectivamente. Las caídas de Acciona, BBVA y Bankia se acercaron al 1%. 

Más riesgo político en Italia

El peor índice de Europa fue el Ftse Mib de Milán, que se dejó un 1,64%, ante la repetición de elecciones que probablemente se avecina, puesto que los dos partidos que más votos lograron en las del pasado marzo, el Movimiento Cinco Estrellas y la Liga, están presionando para que haya nuevos comicios en el mes de julio. Nunca ha habido elecciones en Italia entre julio y septiembre desde la Segunda Guerra Mundial.

Si el índice que peor lo hizo fue el italiano, en el mercado de deuda, también la italiana fue la que peor se comportó. Así, el rendimiento del bono del país trasalpino avanzó desde el 1,75% hasta el 1,86%. Se trata del mayor incremento registrado este año que no se ha caracterizado, precisamente, por la tranquilidad en el mercado mundial de bonos, y en el que, además, ya ha habido comicios en Italia. Pero es que, como apunta Fabio Fois, de Barclays, en una nota a clientes, las elecciones anticipadas cambian la perspectiva de riesgo de Italia e incrementan el peligro de un Gobierno de coalición entre el Movimiento Cinco Estrellas y la Liga. Quizás por ello, el presidente de la República, Sergio Matarella, quiere que se forme un Gobierno neutral que se prolongue hasta finales de año.

En el resto de Europa, los tipos de los bonos también subieron. El rendimiento de los títulos alemanes avanzó desde el 0,52% hasta el 0,55%. El interés de sus comparables españoles pasó del 1,25% al 1,30%. 

También al alza se movía el rendimiento del bono estadounidense a diez años: pasaba del 2,95% hasta el 2,98%. 

Cae el precio del crudo

Este movimiento pese a que, en la jornada de hoy, vemos una bajada del precio del petróleo. El barril de Brent, de referencia en Europa, retrocede un 2,65%, hasta los 74,15 dólares. Y el de West Texas, de referencia en Estados Unidos, cae un 1%, hasta los 70 dólares. Ello, antes de que el presidente Donald Trump comunique su decisión respecto a Irán, el acuerdo nuclear y las sanciones. A pocos minutos del cierre europeo, The New York Times publicaba que el presidente estadounidense habría comunicado a su homólogo francés, Emmanuel Macron, que se retirará del acuerdo con Irán. La noticia ocasionaba una reducción de las caídas del petróleo. La CNN, por su parte, informaba de que se esperaba que el presidente americano diera su visto bueno a las sanciones contra Irán, aunque la decisión podría no ocasionar el colapso del acuerdo nuclear. 

En el mercado de divisas, nueva caída del euro frente al dólar. La moneda comunitaria cedía al cierre algo más de medio punto porcentual respecto al billete verde, con lo que el tipo de cambio se situaba en el entorno de 1,186 unidades, mínimos anuales y desde diciembre de 2017. Ello, afectado por el esperado anuncio de Trump sobre Irán y también por las declaraciones del presidente de la Fed, Jerome Powell, que afirmó que los mercados financieros no deberían estar sorprendidos con la agenda de subidas de los tipos de interés si la economía se comporta como se espera. 

Tras el cierre de la sesión europea, el presidente argentino, Mauricio Macri, informaba al país de que ha iniciado negociaciones con el Fondo Monetario Internacional para conseguir un crédito que, según fuentes citadas por Bloomberg, ascendería a los 30.000 millones de dólares.

 

Fotos

Vídeos