Productores de subtropicales de Andalucía avanzan en la obtención de una Indicación Geográfica Protegida para el mango y el aguacate

Asistentes a la reunión con la Junta de Andalucía. /SUR
Asistentes a la reunión con la Junta de Andalucía. / SUR

Los agricultores de Málaga, Granada y Cádiz se reúnen con responsables de la Junta para agilizar los trámites de esta denominación, que mejorará la comercialización de la fruta

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El sector de los subtropicales en Andalucía, que se concentra fundamentalmente en la comarca malagueña de la Axarquía, en la Costa Tropical de Granada y en las costas de Cádiz, quiere conseguir una distinción para su producción de mangos y aguacates, en forma de Indicación Geográfica Protegida (IGP), debido a la dificultad que entraña la de Denominación de Origen. La Junta Directiva de la Asociación Española de Productores de Frutas Tropicales viene luchando por esta diferenciación del mango y el aguacate de Málaga y Granada «con el fin de protegerlos frente a frutos procedentes de otros países y que nada tienen que ver con nuestros cultivos», han asegurado este jueves a través de un comunicado.

Es por ello que se ha conseguido captar la atención de la Junta de Andalucía en esta dirección, y ayer se mantuvo la primera reunión de trabajo para la consecución de la IGP del aguacate y el mango de Málaga y Granada, «y con casi toda seguridad podría entrar Cádiz», han detallado. Al encuentro asistieron responsables y técnicos de la Delegación Provincial de la Consejería de Agricultura, así como los representantes de la Asociación Española de Productores de Frutas Tropicales. «Resultó ser una primera toma de contacto de lo más fructífera, en la que la Junta de Andalucía nos manifestó su apoyo a este proyecto para la consecución de nuestro objetivo común», han detallado.

Desde el colectivo de productores, que agrupa a 400 agricultores, han señalado que a partir de ahora, tendrán que elaborar un pliego de condiciones y una hoja de ruta, y que todo el proceso será tutelado por la Junta de Andalucía, que asesorará a la asociación, que tiene su sede en Vélez-Málaga, en la parte administrativa. La adhesión a esta indicación protegida será voluntaria para productores y comercializadores, pero desde la asociación, confían en sumar a la totalidad de sus socios, que reúnen una superficie de cultivo superior a las 4.000 hectáreas.

Los trámites para conseguir el distintivo podrían prolongarse unos tres años y requerirán de aprobaciones autonómicas, estatales y europeas. La producción de aguacate en la Axarquía alcanzó las 46.000 toneladas en 2017, con una facturación de 113,62 millones de euros y la de mango alcanzó las 22.000 toneladas, con una facturación de 2,66 millones de euros, según datos del Informe Socioeconómico de la Provincia elaborado por la Confederación de Empresarios de Málaga 2017-2018.