La cosecha de mango de este año batirá récord histórico en Málaga con unas 30.000 toneladas

Los meses fuertes de la cosecha de mango en Málaga son septiembre y octubre./SUR
Los meses fuertes de la cosecha de mango en Málaga son septiembre y octubre. / SUR

El sector confía en que no haya problemas a la hora de comercializar el incremento de volumen, unas 10.000 toneladas más que el año pasado

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

La cosecha de mango batirá récord este año. Por primera vez en la historia de esta fruta tropical en Málaga -se comenzó a cultivar en la provincia hace cuatro décadas- , está en disposición de alcanzar las 30.000 toneladas. En 2017, la cosecha rondó las 20.600, lo que significa que será un 33 % superior. Habrá que esperar todavía para ver como se comporta el clima durante este mes de agosto ya que un exceso de calor podría hacer que parte de la fruta acabe en el suelo. El incremento en la producción era algo que se veía venir desde hace tiempo, debido sobre todo al aumento de al superficie de cultivo que el mango ha experimentado en la provincia y de manera especial en la comarca de la Axarquía, donde grandes extensiones de suelo, hasta ahora improductivos, han sido transformadas en plantaciones que comienzan a dar fruta.

El mango español se concentra sobre todo en Málaga y de manera fundamental en la comarca de la Axarquía, así como en la Costa Tropical granadina. Actualmente, según la Junta, la superficie en producción de este cultivo en Andalucía se sitúa en 3.227 hectáreas.

Según el presidente de la Asociación Española de Tropicales, José Linares, la campaña de mango este año viene algo más retrasada. El pasado año se adelantó en cambio unas dos semanas. No obstante, todo apunta a que dará comienzo antes de finalice este mes, en torno al 20 de agosto, con las variedades más tempranas que se cultivan en invernadero.

Posteriormente, continuará la variedad Tommy Asking, considerada la más temprana de todas las que se cultivan al aire libre. Después le seguirá el Osteen, que es la variedad mayoritaria en la provincia. Le seguirán posteriormente las variedades Kent y Keitt, consideradas tardías. Los meses fuertes de la cosecha son septiembre y octubre.

Linares ha manifestado que en el caso de Málaga parte del incremento de la cosecha obedece a la entrada en producción de nuevas plantaciones. En Málaga el cultivo del mango lleva años creciendo a un gran ritmo, por lo que es de prever que la producción se incremente notablemente en las próximas campañas. En la actualidad, es el segundo cultivo tropical más importante de la provincia sólo después del aguacate.

Para el gerente de la empresa comercializadora de frutas tropicales Trópico Spain, Óscar Ramírez, el incremento de la producción se ha visto favorecido también por un mayor cuaje durante la floración. «Pero sobre todo es porque las nuevas plantaciones están ya aportando cosechas significativas», ha señalado Ramírez, para quien el sector no tiene por qué tener problemas a la hora de introducir en los mercados, especialmente en Europa, el aumento de la cosecha.

La calidad es nuestra gran ventaja y eso hace que ya haya cadenas de supermercados que se estén interesando por el mango español»

«Somos los únicos productores de mango de la Unión Europea y nuestra fruta siempre ha competido gracias a su gran calidad. Nuestra ventaja es que podemos cosechar la fruta en su momento óptimo de maduración, lo que garantiza un sabor al de que producen otros productores que compiten con nosotros como Israel y Brasil», ha declarado Ramírez.

En términos similares se ha expresado también el gerente del grupo Reyes Gutiérrez, empresa especializada en la producción y comercialización de frutas tropicales (mangos y aguacates) tanto nacionales como de importación, Juan Antonio Reyes. «La calidad es nuestra gran ventaja y eso hace que ya haya cadenas de supermercados que se estén interesando por el mango español», según Reyes.

El consumidor europeo suele distinguir el mango español del procedente de otros países porque la mayoría de los comercializadores no lo lavan, lo que hace que la fruta presente una película blanquecina en su corteza.

De momento se ignora cómo se comportarán este año los precios. En la pasada campaña se movió en torno a los 1,30 euros el kilo durante casi toda la campaña, cotización que se elevó al final de la cosecha. Para Ramírez, además del aumento de la producción es de prever que influya en la cotización también la oferta de Israel y Brasil. «Lo deseable es que se mantenga estable porque eso es lo que quieren los mercados», según el gerente de Trópico Spain.

La mayor parte de la producción de mango tiene como destino el mercado exterior. En 2017 tres países acapararon el 74% de las exportaciones del mango procedente de Andalucía (Portugal, con un 32%; Francia, con el 25%, y Alemania, el 17%).

En la provincia, la sociedad agraria de transformación Trops, es la principal comercializadora y exportadora de mango a nivel nacional. Trops, que cuenta con unos 2.300 socios, gestiona más del 50 por ciento de la producción española de mango, entre 13 y 15 millones de kilos.

Investigadores del Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea (IHSM) La Mayora llevan años defendiendo diversificar las variedades y no centrar el cultivo en una sola variedad como sucede actualmente, la Osteen. El centro de investigación malagueño considera que la introducción de nuevas variedades alargará más la campaña.

La Asociación de Tropicales advierte del daño que causa cortar fruta verde

La Asociación Española de Tropicales ha anunciado el inicio de una campaña contra la comercialización de mango verde ante el gran daño que ello causa al sector. «Nos perjudica mucho. Hay agricultores que para aprovechar los buenos precios de las variedades más tempranas cortan la fruta verde sin estar lista para ser consumida. Esa fruta no madurará. Esto hace que los consumidores que la compran por primera vez se vean desilusionados», explica José Linares.

Según el presidente de la asociación de productores de frutas tropicales, esta es una práctica que lamentablemente se repite todos los años, pero que tiene unas consecuencias muy negativas para todo el sector, toda vez que hace añicos el prestigio y la fama de calidad de nuestro mango, que destaca sobre todo por su sabor y dulzor inigualables cuando es cosechada en su justo punto de maduración.

Fuentes del sector indican que desde el pasado mes de julio se están viendo en algunas corridas mango nacional que se ha cortado verde y que por tanto no va a madurar. Esta fruta está alcanzando una cotización de entre 1,70 y 1,80 euros el kilo.

La Asociación Española de Tropicales ha anunciado que repartirá folletos con información detallada para distinguir el mango verde del que está madurado en un intento de que los consumidores no se sientan engañados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos