Berlín se queda sin malagueños

Borja Vivas, en el Europeo de pista cubierta de 2017. /AFP
Borja Vivas, en el Europeo de pista cubierta de 2017. / AFP

El lanzador de peso Borja Vivas, único atleta de la provincia con la mínima para el Europeo, dice adiós a la campaña por una lesión

MARINA RIVAS

Hace meses que sabía cuál sería su destino pero su forma de ser, luchadora y quizás algo temeraria, no le dejó abandonar las pistas, en plena temporada. El pasado mayo, el lanzador de peso malagueño y olímpico Borja Vivas fue diagnosticado con una rotura del tendón rotuliano de cinco milímetros por la parte interna, tras hacerse una resonancia magnética. «Me dijeron que necesitaba reposo, pero yo sabía que el reposo, a esas alturas de la temporada significaba echarla a perder… Tenía la mínima nacional y la del Europeo y decidí continuar», aseguró a este periódico. Ahora, a menos de tres semanas de la cita atlética más importante del año, el C ampeonato de Europa de Berlín, del 6 al 12 de agosto, el malagueño ha optado por reflexionar. ¿La mejor decisión? Renunciar y poner fin a la temporada.

Tomada la decisión y, sin posibilidad de dar marcha atrás, se confirma la peor de las noticias para el atletismo malagueño a nivel internacional absoluto. Ningún representante de la provincia, hombre o mujer, acudirá a la capital alemana. Y es que, además de Vivas, que tenía una mejor marca de 20,70 metros bajo techo (realizado en invierno), nadie consiguió la mínima necesaria para viajar con la selección española al Europeo.

El conjunto nacional definitivo todavía no se ha anunciado de forma oficial. La baja del representante del Club Atletismo Málaga se trata de una situación nueva para él: «Después de 21 años, no me he lesionado nunca, nada. He tenido molestias pero nunca he tenido que parar», aseguró. Aunque, hecho ya a la idea de lo acontecido, añadió: «Tendré que resignarme y ver el campeonato por la tele, no queda otra. Cogeré más ganas para volver con más fuerza en pretemporada».

No importan los años si sobran las ganas. Vivas, ya inmerso en las semanas de descanso previas al inicio de su tratamiento, explica cómo será su puesta a punto: «Me someteré a inyecciones de TRP, un tratamiento que hacen con tu propia sangre. Sacan mis plaquetas, me lo inyectan en la rodilla y eso ayuda a la regeneración del tendón».

Todavía no se ha decantado sobre a quién recurrirá para someterse a este proceso, dado que la propia Federación Española de Atletismo le recomendó acudir a Madrid. Sin embargo, Vivas alega que Málaga cuenta con profesionales cualificados para ello, entre los que destaca a Vicente de la Varga, que trabaja con los jugadores del Málaga Club de Fútbol.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos