El Bádminton Benalmádena, muy reforzado para la Liga más competitiva

Ye Zhaoying, uno de los fichajes estelares del Benalmádena./SUR
Ye Zhaoying, uno de los fichajes estelares del Benalmádena. / SUR

Nicklas Mathiasen, Manu Vázquez y Ye Zhaoying, valiosas incorporaciones para el mejor torneo de la historia, que contará con Carolina Marín en el Ibiza

Sergio Cortés
SERGIO CORTÉS

Con las dificultades habituales, pero con el tesón habitual de su presidente, Daniel Alcover, el Bádminton Benalmádena afronta desde hoy la que probablemente es la mejor Liga de la historia. El club malagueño cuenta con refuerzos importantes para encarar un torneo que se antoja reñido, sin favorito claro y con el gran aliciente de la presencia de la mejor jugadora del mundo, la supercampeona Carolina Marín, en las filas del Ibiza.

Han sido meses de muy duro ajetreo para el Bádminton Benalmádena, que ha sufrido de lo lindo para poder inscribir a algunos jugadores debido a nuevos criterios impuestos. «Al final es verdad que tenemos un muy buen equipo, pero como todos, porque los demás también se han reforzado y eso hace que de salida todo parezca muy igualado», recalca Alcover a este periódico.

Para empezar en el Top8 de LaLiga4Sports, estreno en casa (a las 18.30 horas en el polideportivo de Arroyo de la Miel) frente al vigente campeón, el Recreativo IES La Orden. Dado que la ley Bosman no ha llegado al bádminton y que los extranjeros sólo pueden disputar tres de los siete partidos en cada vuelta, hoy no participará uno de los fichajes estelares, Nicklas Mathiasen, clave en la permanencia la pasada temporada gracias a su contribución en la segunda vuelta y que reside en Aalborg (Dinamarca). El club malagueño prefiere reservarlo para otros compromisos dado que cuenta con Sophie Entdz (que ocupa plaza de extranjera al ser holandesa, pero pese a llevar afincada en Málaga mucho tiempo) y con otro de los refuerzos estelares, la china Ye Zhaoying, doble campeona mundial y bronce olímpica. A sus 44 años, se mudará a Mijas en las próximas fechas y está muy ilusionada en aportar su calidad y experiencia.

El tercer fichaje importante del Bádminton Benalmádena es la tercera raqueta nacional masculina, Manu Vázquez, que además es uno de los dos 'sparring' masculinos con los que cuenta la campeonísima Carolina Marín (el otro es Quique Peñalver). El madrileño de Tres Cantos deja este año la Residencia Blume para trasladarse a Noruega, por lo que se desplazará desde allí para participar en los encuentros de Liga. Su amistad con Alcover ha servido para lo que Vázquez asegura que es un deseo «que se ve cumplido».

Baja de Marina Fernández

Otras novedades pasan por la llegada de tres canteranos (Ainoa Cuevas, Alejandro Palomino y Pablo Aguilar) mientras que se ha producido la sensible baja de Marina Fernández, fija en el club durante su carrera y que ahora ha fichado por el recién ascendido San Fernando de Valencia.

Respecto a los otros componentes del equipo benalmadense, serán Rafael Gálvez, Alejandro Ramírez, David Franco, Daniel Alcover, Sophie Entdz, Elisa Borrás, Laura Chillón e Isabel Fernández. Todos ellos estarán de nuevo a las órdenes de Eduardo Herrero, que tiene sensaciones positivas cara a la dura temporada que se avecina: «Nos hemos reforzado muy bien y mantenemos a Nicklas, que fue vital para nosotros en la segunda vuelta de la pasada campaña. A ello sumamos la llegada de Manu, que es un jugador 'top' nacional, de esos tipos que aseguran puntos, con una madurez en la pista digna de elogio. Y claro, poder contar con Ye es una especie de sueño para la entidad, porque se trata de una doble campeona del mundo, que se dice pronto, así que toca salir a la pista. Será a mitad de temporada cuando veamos por qué estamos luchando».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos