La lluvia obliga a interrumpir la primera jornada del Open de España de golf

El grupo de Azahara Muñoz (a la derecha), Georgia Hall y Leona Maguire solo jugó cinco hoyos. / JOSELE-LANZA
El grupo de Azahara Muñoz (a la derecha), Georgia Hall y Leona Maguire solo jugó cinco hoyos. / JOSELE-LANZA

Azahara Muñoz se sitúa a un golpe del liderato provisional, con una vuelta de la que solo disputó los primeros cinco hoyos

ALEJANDRO DÍAZ BENAHAVÍS

Todo es provisional en estos momentos en el campo de La Quinta Golf, donde ayer se disputó la primera jornada del Andalucía Costa del Sol Open de España. Y no solo por estar aún lejos del final de torneo: la lluvia irrumpió de forma contundente a las tres de la tarde para convertirse en la protagonista indeseada del día. Hasta entonces, sólo la mitad de las jugadoras inscritas había completado su recorrido. Entre ellas, la holandesa Anne Van Dam y la escocesa Michelle Thompson, que se fueron a dormir como líderes, pero con la incertidumbre de si lo seguirán siendo cuando hoy culminen el primer corte el resto de jugadoras.

Entre ellas, se encuentra Azahara Muñoz, que tuvo un buen comienzo, con un 'birdie' en el segundo hoyo, y un sensacional 'eagle' en el quinto. La jugadora malagueña se tuvo que refugiar en la casa club cuando había disputado sólo cinco hoyos y marchaba con dos golpes bajo el par, a sólo uno del liderato. Es por ello por lo que Muñoz mantiene intactas aún todas las opciones para revalidar el título y firmar el triplete.

Muñoz compitió en el mismo grupo que otra de las favoritas: la británica Georgia Hall, que a sus 22 años se convertirá, pase lo que pase en el campo de La Quinta Golf, en la jugadora más joven de la historia en ganar el Orden de Mérito (mayor número de ganancias acumuladas) en dos temporadas consecutivas.

La tercera jugadora en completar este grupo de 'pesos pesados' es la irlandesa Leona Maguire, quien ha gobernado con mano de hierro el 'ranking' mundial 'amateur' durante cuatro años, hasta que el pasado mes de mayo se decidió a dar el paso al profesionalismo. Al igual que Muñoz y que Hall, sólo pudo disputar los primeros cinco hoyos, aunque a diferencia de las dos primeras, cuando se interrumpió el torneo por las lluvias, marchaba a un golpe bajo el par en lugar de a dos. Pero todavía es muy pronto para sacar conclusiones. Está todo por decidir.

Condiciones difíciles

Elia Folch y Natalia Escuirola fueron las únicas jugadoras españolas que pudieron completar el recorrido. «Las condiciones no han sido nada fáciles, el campo estaba mojado y algo pesado, lo que te obliga a pegar palos de más todo el tiempo. Llovía, dejaba de llover... Y eso lo hace todo más complicado», resumió Escuirola al ser cuestionada por una jornada en la que terminó con una tarjeta de 72 golpes, al igual que Folch.

A pesar de las circunstancias vividas ayer, la organización se mostró optimista gracias al pronóstico de hoy y de mañana, donde no se esperan lluvias. Los organizadores cuentan con que a lo largo de la mañana de hoy pueda concluir el primer corte para que el torneo se pueda desarrollar con normalidad. El número de asistentes fue nutrido y se espera que se incremente a lo largo del fin de semana.

 

Fotos

Vídeos