Azahara Muñoz: «Ha sido una semana increíble, nunca la olvidaré»

Azahara Muñoz, en un partido de la Solheim Cup /Reuters
Azahara Muñoz, en un partido de la Solheim Cup / Reuters

La golfista marbellí se quita la espina de no ser seleccionada en el torneo de 2017 y logra su tercer título con el equipo europeo

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Azahara Muñoz ha jugado al golf por medio mundo, ha competido en los mejores campos y ha peleado por ganar los torneos más prestigiosos. Pero pocos eventos le motivan más que la Solheim Cup, el torneo por equipos que enfrenta a las mejores jugadoras de Europa contra las mejores profesionales de Estados Unidos. La competición más prestigiosa del circuito femenino, que la jugadora malagueña ya había ganado en dos ocasiones (2011 y 2013).

Pero la profesional de San Pedro Alcántara quería, seis años después, volver a levantar un título con el combinado europeo y por eso fue con la motivación por las nubes al evento que se celebró en el Gleneagles Centenary de Perthshire (Escocia). Europa ganó por un punto a Estados Unidos (14,5-13,5) y Muñoz no tardó en lucir la bandera de España para celebrar la victoria junto a su amiga y compañera Carlota Ciganda, la otra española en el equipo europeo. «Sin palabras. ¡Ha sido una semana que no olvidaré nunca! Qué orgullo tan grande de haber formado parte de este equipo», escribía en sus redes sociales la malagueña.

Muñoz, de 31 años y con una década de experiencia en la LPGA, se quitó el fin de semana la espina que tenía clavada por su ausencia en la Solheim Cup de 2017, que se celebró en Iowa (Estados Unidos). «Hace dos años fue un momento muy duro quedarme fuera de la Solheim. Cuando me llamó Annika Sorenstam para decírmelo lo pasé muy mal. Entonces estaba en mi peor momento. Sin embargo, recuerdo perfectamente que después de la llamada de Annika me dije: en dos años estoy allí seguro», recordaba antes del torneo en su blog en la web especializada Ten Golf. La malagueña no solo ha formado parte del equipo europeo en esta edición como ansiaba, sino que ha participado de manera muy activa en el triunfo.

Rumbo a Francia para participar esta semana en el Lacoste Ladies Open, Muñoz atiende a este periódico para explicar su experiencia en un torneo con muchos altibajos que el equipo norteamericano llegó a ver ganado pero que finalmente se decidió con un 'putt' decisivo a cargo de la noruega Suzann Pettersen, la gran heroína de esta edición. «Lo hemos vivido con muchísima presión, porque ha estado el torneo muy igualado. El primer día íbamos ganando por un punto, el siguiente nos igualaron y todo se iba a decidir en los últimos partidos», relata. «Pero tampoco nos imaginábamos que se decidiese todo en el último 'putt', eso no pasa nunca. Fue una sensación increíble», asegura. «Ha sido lo más grande que me ha pasado en el golf», asegura la golfista. Se trata de su tercer título de la Solheim, como ella misma recuerda: «Es uno de mis torneos favoritos de lejos, juegas por equipos y solo representar a Europa es un orgullo, ser una de las doce representantes de tu continente. Esta semana ha sido increíble. La primera que gané, en Irlanda, fue también muy especial porque además yo fui la que acabé la última. La segunda, en Colorado, fue también muy especial, pero igual no tanto. Después del sábado llevábamos tanta ventaja que estaba ya casi ganado el torneo«, comenta. »Esta es que ha sido una pasada, ganar una Solheim en el último 'putt' es increíble«.

El triunfo con el combinado europeo ratifica el gran año que está viviendo Azahara Muñoz. Empezó 2019 a un nivel sobresaliente, con varios 'top ten' en los primeros torneos del año. En marzo estuvo muy cerca de dar la campanada en el Kia Classic de California y quedó segunda, solo superada por la japonesa Nasa Hataoka. Solo en uno de los veinte torneos que ha disputado se quedó sin pasar el corte. La marbellí habla de los motivos de este buen año: «Ha sido un poco de todo, algo de madurez, de aprender que hay que disfrutar más en el campo y no tomarse las cosas tan a pecho. También es cierto que estos últimos años lo pasé mal porque no me encontraba bien físicamente y así es difícil disfrutar. Este año me encuentro mucho mejor y estoy disfrutando muchísimo«, comenta. Sigue aprendiendo Muñoz y cambiando detalles de su juego: »Estoy trabajando bien con mi entrenador y estoy sacando mi mejor golf. Todavía quedan algunos torneos este año y creo que me queda aún bastante tiempo en este deporte para seguir dando guerra«, concluye.