Azahara Muñoz: «En mi primer torneo me sentía como una niña, me daba hasta vergüencilla»

Azahara Muñoz, el año pasado en el torneo del Rancho Mirage (California). /AFP
Azahara Muñoz, el año pasado en el torneo del Rancho Mirage (California). / AFP

La malagueña Azahara Muñoz recuerda sus inicios en el circuito norteamericano de golf, ahora que cumple su décima temporada

Enrique Miranda
ENRIQUE MIRANDAMálaga

Pese a que ya llevaba años en el mundo de golf y que su vitrina ya estaba llena de trofeos, fue en 2009 cuando Azahara Muñoz dio el gran salto de su carrera. Si como 'amateur' ya había participado en el US Open, en la Solheim Cup, había ganado el British Ladies Amateur en 2009 y se había proclamado campeona individual de la NCAA, el campeonato universitario americano, a los 21 años le llegaba la oportunidad de demostrar su talento en el circuito profesional. «Mi gran sueño es jugar en Estados Unidos», decía en una entrevista con este periódico antes de debutar como profesional en el Madrid Ladies Masters. Diez años después, la marbellí aún no se ha despertado de ese anhelo y es una de las golfistas europeas más consolidadas en el circuito.

Su carrera

Inicios
Empezó a jugar con apenas ocho años en Marbella. Su brillante carrera como 'amateur' le permitieron marcharse a Estados Unidos con una beca de la Universidad de Arizona, donde estudió Psicología y Empresariales.
Debut como profesional
A finales de 2009, con 21 años, empezó a competir como profesional. Debutó con una victoria en el 'Madrid Ladies Masters'.
En la LPGA
En los diez años que lleva en el circuito nortemericano su mayor éxito fue el triunfo en el Sybase Match Play Championship de 2012, aunque también ha ganado tres Solheim Cup (2011, 2013 y 2015)con el equipo europeo frente a Estados Unidos y con España se impuso en el International Crown de 2014.
Ganancias
Sus ganancias oficiales en su carrera en la LPGAhasta ahora superan los cinco millones de dólares (5.463.306).

Se cumple ahora una década desde que Muñoz empezó a competir en la Ladies Professional Golf Association (LPGA), la organización de golf femenino más importante del mundo. «Me parece increíble que vaya a empezar mi décimo año en la LPGA. Y estoy lista para empezar de nuevo con todo mi equipo», escribía la jugadora en su cuenta de Instagram. Cuestionada por este periódico, la malagueña recordaba su primer torneo en el circuito americano: «Recuerdo que fue en San Diego, empezamos la temporada del circuito americano allí porque en mi primer año no entré a los torneos de Asia, de Tailandia y Singapur. Recuerdo llegar al campo como una niña pequeña, no sabiendo dónde ir, mirando a todos lados, me daba como vergüencilla ponerme al lado de las jugadoras...», explica. «Pero pasé el corte, jugué bastante bien esa semana y ya cogí confianza y cada vez me encontré más cómoda», asegura.

La marbellí es optimista cara a este año: «He tenido una pretemporada muy buena y estoy con ganas»

Aquello fue el inicio de una carrera prometedora que se asentó en los años siguientes. En 2010 se convirtió en la primera española en ganar el premio Louise Suggs Rolex a la mejor 'rookie' o debutante y dos años después ya estaba haciendo historia al ganar el Sybase Match Play. En un torneo al que estuvo a punto de no acudir por el fallecimiento de su abuela, tocó el cielo del golf mundial. «Creo que mi carrera ha evolucionado muy bien, tuve siempre suerte que desde el principio jugué bien así que siempre me he sentido cómoda, he entrado en todos los torneos, siempre he aguantado la tarjeta de sobra, he ganado en el circuito americano, he ganado varias veces en el tour europeo... Así que cada vez me encuentro mejor», comenta la jugadora.

Azahara es consciente de que sus últimos años no han sido los mejores, en gran parte porque en 2016 le detectaron un problema de tiroides crónico, denominado enfermedad de Hashimoto, que le ha impedido estar en plenitud física y mental. «Obviamente mis mejores años fueron el 2012 que gané en el circuito americano y el 2014, en el que quedé entre las diez mejores jugadoras en la lista de ganancias, pero cada vez me veo mejor. He pasado unos añitos que, como de salud no estaba bien, han ido regulares, pero ya muy bien», relata la malagueña. Tiene buenas sensaciones para esta nueva temporada que empezó esta pasada madrugada con el ISPS Handa Vic Open, torneo que se disputa en Victoria (Australia) y en el participará otra malagueña, la marbellí Noemí Jiménez. «Este mi décimo año, he tenido una pretemporada muy buena y estoy con muchas ganas. Estoy bastante segura de que este año va a ir muy bien, estoy calmada, con confianza y sobre todo con muchas ganas de jugar que al final es lo que más cuenta», concluye Muñoz.

 

Fotos

Vídeos