¿Destino o casualidad?

Fernando Hierro y Sergio Ramos en rueda de prensa/AFP
Fernando Hierro y Sergio Ramos en rueda de prensa / AFP

Fernando Hierro dirigirá a Sergio Ramos, su relevo generacional en el Madrid y la selección española

MELISA CABALEIROMadrid

Dos hombres de sangre caliente. Andaluces. Defensas y capitanes en el Real Madrid y en la selección española. Fernando Hierro y Sergio Ramos presentan carreras paralelas, si bien es cierto, en diferentes épocas del Real Madrid. Hierro comenzó su trayectoria como futbolista en Primera División en el Valladolid, donde se forjó durante tres años, hasta que en 1989 desembarcó en el que se convertiría en el equipo de su vida. En el Real Madrid, el malagueño conquistó tres Ligas de Campeones, cinco títulos de Liga y una Copa del Rey. Sin embargo, un desencuentro con el presidente Florentino Pérez provocó su salida en el 2003.

Apenas dos años después llegaría al club blanco un jovencísimo jugador procedente del Sevilla. El camero, con apenas 19 años y tras dos temporadas en el equipo hispalense, lució desde sus origenes el dorsal número 4 (el que dejó 'huérfano' Fernando Hierro con su marcha), un compromiso y todo un orgullo para él. «Fernando Hierro era uno de mis referentes y llevar su camiseta, un orgullo. Cuando me enfundé la elástica por primera vez, no me lo podía creer. Solo podía pensar en mis padres, en mis hermanos, en mis abuelos, en tanto sacrificio… Ese momento fue igual de único para mí que para ellos. Simplemente, fue el día más feliz de mi vida».

Han pasado trece años ya desde este momento, trece años llenos de éxitos en los que Ramos se ha convertido en un emblema, tanto en su club, como con España. Cuatro Ligas, dos Copas, dos Supercopas de España, tres Champions, dos Supercopas de Europa y dos Mundiales de clubes, además de otras dos Eurocopas y un Mundial con la selección le avalan. Un total de 18 títulos, que le sitúan solo a cinco de cumplir el récord que ostenta Paco Gento con 23.

Se elogian mutuamente

Ambos saben lo importantes que han sido en sus respectivas épocas y, por ello, no dudan en elogiarse el uno al otro. Precisamente, pocos días antes de que Hierro fuese elegido como nuevo seleccionador nacional, no dudó en reconocer las buenas aptitudes del defensa central. «Es, ante todo, completísimo», y a partir de ahí analiza lo que representa Sergio como jugador: «Es rápido, agresivo, valiente... Además, está a un nivel físico tremendo, con una chispa impropia de estas alturas en una temporada tan exigente. Y encima, hace goles. Lo de Sergio es una barbaridad. ¡Y tiene 28 años!», se sinceró el seleccionador nacional.

Por su parte, el camero también alabó a Hierro, ante el reto tan importante que le viene por delante, entrenar a la Selección habiendo sido elegido apenas dos días antes de su debut ante Portugal. «Pocas personas mejor que Hierro para cubrir la ausencia de Julen, que era muy importante, Fernando es un nombre que todos admiramos desde hace tiempo. Ojalá podamos hacer algo con ese mismo sueño».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos