Nativel Preciado: «El periodismo es la mejor inversión contra la tiranía»

Alberto Gómez Almendres, Nativel Preciado y Francisco Carrión, ayer, tras recibir los galardones del Premio Manuel Alcántara. /Félix Palacios
Alberto Gómez Almendres, Nativel Preciado y Francisco Carrión, ayer, tras recibir los galardones del Premio Manuel Alcántara. / Félix Palacios

La escritora recibe el XVI Premio Internacional de Periodismo Manuel Alcántara, que también reconoce a Francisco Carrión y Alberto Gómez

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Dice que ejercer el periodismo le ha permitido ver el mundo desde la «Fila 0». Una posición de privilegio desde la que ha visto –y contado– de cerca la Transición y la evolución de la España democrática en las últimas cuatro décadas. Una labor rigurosa y comprometida por la que Nativel Preciado recibió ayer el XVI Premio Internacional de Periodismo Manuel Alcántara en reconocimiento a su trayectoria. Y lo agradeció compartiendo su experiencia y abogando «más que nunca» por el «buen periodismo para frenar los abusos de poder y, en este momento, para luchar contra el fanatismo, el sectarismo y el populismo». Preciado recordó que conoció la España de la dictadura y por ello pidió «valorar la democracia que tenemos». Y para ello no hay arma más efectiva y comprometida que la prensa. «El periodismo es la mejor inversión contra la tiranía», aseveró.

Cuando hace un par de años Rosa Montero le contó lo feliz que estaba por la concesión del Premio de Periodismo Manuel Alcántara, Nativel Preciado confesó sentir «envidia». «Y de repente me ha tocado», exclamó con emoción la informadora, que recordó haber compartido redacción y páginas con el poeta y columnista malagueño que da nombre al galardón que ayer recibió. Y no solo eso, ya que también le une a Alcántara la debilidad por las crónicas deportivas, particularmente las pugilísticas. «Me asignaron el boxeo como un castigo, pero le saqué lo mejor, la parte literaria, y aprendí que de cualquier montaña, por fea que sea, puedes sacar una brizna de oro», constató Preciado, que fue presentada por la catedrática y directora del Departamento de Periodismo de la Universidad de Málaga (UMA), Bella Palomo.

El presidente de la Fundación Manuel Alcántara, Antonio Pedraza, disculpó la ausencia del poeta y articulista por su delicada salud. No obstante, la presencia del escritor fue constante y, particularmente, en el discurso de Nativel Preciado que no dudó en considerar a Alcántara como el «periodista total» por su capacidad de unificar «el periodismo y la literatura». La premiada reivindicó esa escuela representada por el decano de los columnistas españoles, a la vez que confesó que le «gustaría estar en el lugar» de los otros dos galardonados, Francisco Carrión y Alberto Gómez, por hacer compatible su «juventud» con la «experiencia».

En el apartado de reconocimiento a periodistas menores de 35 años, el premio que convoca la Fundación Manuel Alcántara, la UMA y el diario SUR reconoció a Francisco Carrión por el reportaje 'El estigma de los niños del IS', publicado en 'El Mundo'. Natural de Granada, aunque criado en Estepa, el autor recordó que su dedicación al periodismo está relacionada con la «convulsión» que sitió precisamente en el Aeropuerto de Málaga cuando décadas atrás acudió a despedir a uno de los niños saharauis que acogió su familia en verano. «De aquellos fogonazos surgió este ajuste de cuentas con la verdad que es el periodismo que defiendo», contó Carrión, que abogó por una profesión cercana a las personas para hacerla «imprescindible». «Y eso ocurre cuando dejamos las redes sociales y buscamos ahí fuera», aseguró.

Por su parte, Alberto Gómez Almendres, que recibió una mención especial por el reportaje 'Gamel Woolsey, la poeta en llamas', publicado en SUR, reivindicó la necesidad del periodismo cultural, aludiendo particularmente al «hilo fino» que une la prensa y la poesía. «Nadie mejor que Alcántara representa esa unión», dijo el periodista, que también se trajo al poeta y articulista a través de sus propios versos al recitar 'Si vivir consistiese en darse cuenta', ese canto existencial a la vida que acaba con «si los muertos se mueren, que se mueren, / nadie, nunca jamás, estuvo vivo».

Velocidad y ruido

El director de SUR, Manuel Castillo, destacó a Nativel Preciado como representante de una generación «que nos enseñó a hacer buen periodismo y la pasión por este oficio», valores a su juicio fundamentales en estos tiempos de «velocidad y ruido». Por ello, reclamó el papel fundamental de la prensa en la sociedad española actual ya que «si ha podido sobrevivir a una época de crisis y corrupción ha sido gracias a los medios y los periodistas que han escrito sobre esos casos».

Por último, la vicerrectora Tecla Lumbreras, que presidió el jurado del premio del que también formaron parte el escritor Pablo Aranda, la catedrática Bella Palomo, el periodista de SUR José Vicente Astorga, la profesora Elena Blanco y el propio Manuel Castillo, reclamó la necesidad del Premio de Periodismo Manuel Alcántara en la propia trayectoria de Nativel Preciado y en los trabajos galardonados «que nos ayudan a comprender el mundo en el que vivimos y nos empujan a reflexionar sobre si es posible construir entre todos la realidad de otra manera».

E. Blanco, M. Castillo, T. Lumbreras y A. Pedraza.
E. Blanco, M. Castillo, T. Lumbreras y A. Pedraza. / F. Palacios