El inolvidable Peneque el Valiente cumple 60 años

Un momento del espectáculo. /Germán Pozo
Un momento del espectáculo. / Germán Pozo

El MVA acoge una gala especial en la que se ha recordado los comienzos de este espectáculo que ha dado la vuelta al mundo

CLAUDIA SAN MARTÍN

Peneque el Valiente lleva haciendo felices a niños y a adultos desde hace 60 años, y como era lógico, es una oportunidad de celebración que se no podía dejar pasar. Estas décadas arrebatando risas e ilusionando al público con un peculiar espectáculo de títeres, mayormente dirigido a los más pequeños, han sido el motivo por el que el Centro Cultural María Victoria Atencia ha acogido una gala la noche del sábado de lo más especial. Miguel Pino, su creador en 1959, echó a andar esta compañía que con los años fue incluyendo nuevos personajes e historias y que le dieron continuidad sus hijos, Miguel y Antonio Pino del Olmo. «Al cumplir 60 años ya tenemos abuelos que son nuestros fans, y esta gala es para ellos», comenta Miguel Pino antes del espectáculo, ilusionado y repartiendo unos sobres con cuatro cartas dentro que más tarde jugarían un papel especial dentro del espectáculo.

El albaceteño Miguel Zafrilla ha sido el encargado de conducir este homenaje al fundador de un inolvidable personaje que ha dado la vuelta al mundo y que nos dejó en la cabeza esa famosa frase de: «Peneque, Peneque... ¿Dónde te metes?». Y entre aplausos y recuerdos de cientos de espectáculos a las espaldas, Zafrilla ha recordado a los asistentes que han crecido con Peneque que para ser felices «sólo se necesita magia y un poquito de ilusión». Los hermanos Pino han subido también al escenario entre aplausos y ovaciones para contar cómo empezaron dentro de la compañía, que fue, más que un trabajo, una vocación a la que les empujó su padre y que les ha dado alegrías y, en palabras de Zafrilla, «una herencia que cuidar».

Un truco de magia en el que todo el público ha participado ilusionado, una sucesión de fotografías desde los comienzos hasta la actualidad, y saludos y recuerdos de personajes que nunca le han perdido la pista a Peneque, como Manolo Sarriá, Tomas García o Guillermo Fesser. Y es que, este personaje tan pequeñito, ha crecido dentro de la memoria de un colectivo que nunca ha perdido la ilusión hasta hacerse muy grande y cumplir 60 años.

Germán Pozo