Antonio Montiel centra en la mirada de Felipe VI la fuerza de su retrato oficial para el Ejército

El pintor Antonio Montiel, durante la preparación del retrato del Rey./:: Sur
El pintor Antonio Montiel, durante la preparación del retrato del Rey. / :: Sur

El propio monarca posó en el Palacio de la Zarzuela para esta obra, que se presenta el 4 de octubre en el Palacio de Buenavista de Madrid

Francisco Griñán
FRANCISCO GRIÑÁNMálaga

Todavía no lo puede mostrar, pero avanza que la fuerza del cuatro está en la mirada. Ahí ha puesto todo su empeño el pintor Antonio Montiel, que en su primer retrato de Felipe VI ha tratado de captar al monarca, pero también a la persona. «El éxito de un retrato está en la mirada. No me refiero a que pintes unos ojos idénticos a los del personaje, sino que a través de ellos muestres su interior», explica el artista malagueño, que ha tratado de reflejar en ese rostro lo que él mismo ve del Rey: «Majestuosidad, sobriedad y a la vez, sencillez». Frente a la escuela simbolista, Montiel confiesa que su obra sobre el soberano español trata de reconocer al personaje a través de la mirada del protagonista, cuyo retrato se descubrirá el próximo 4 de octubre en el Salón de Embajadores del Palacio de Buenavista, donde se encuentra el Cuartel General del Ejército.

La iniciativa de este cuadro partió precisamente del alto mando de Tierra de las Fuerzas Armadas, que propusieron a Antonio Montiel realizar un retrato del Rey para su galería de jefes de Estado. «Solo puse una condición y es que el propio rey posara para la pintura y mi sorpresa fue que la Casa Real accedió», explica el pintor malagueño, que añade que fue «el primer artista para el que Felipe VI posó como rey». Fue una hora de sesión con el monarca –vestido para la ocasión con el uniforme de capitán general del Ejército–, que el artista aprovechó para tomar apuntes y realizar una buena colección de fotos.

El rey Felipe VI y el Pintor Antonio Montiel, en el Museo Pompidou de Málaga.
El rey Felipe VI y el Pintor Antonio Montiel, en el Museo Pompidou de Málaga. / :: Sur

Un posado en el que también tuvieron tiempo de charlar. Fue entonces cuando Antonio Montiel descubrió que sus otros trabajos para el palacio de la Zarzuela fueron el aval de este nuevo retrato tan personal. «El Rey me dijo que le gustaba que yo fuera el pintor porque había retratado a su madre, Doña Sofía, y era el que mejor la había captado y que también a ella le encantaba», revela el artista, que también pintó en su juventud al actual rey emérito, Juan Carlos I. Entonces, Montiel estaba haciendo la mili en Madrid y pintó al entonces soberano, cuyo retrato aún se conserva en la Agrupación Logística nº1.

Retrato de la reina

La relación del artista con la Familia Real española y con el ejército viene de lejos. Además, confiesa que cogió pocos fusiles durante su servicio militar en Madrid, ya que sus propios mandos se lo cambiaron por los pinceles. «En cuanto se enteraron que pintaba, me pusieron a retratar a todo el mundo y a cambio me dejaban ir todas las tardes al Círculo de Bellas Artes a las clases de desnudos al natural», recuerda Montiel, que añade que hizo «pocas guardias» gracias a su destreza con el óleo.

Montiel confiesa que su gran oportunidad surgió con el encargo de la revista 'Lecturas' que se tradujo en la exposición 'Mujeres 10 en tres dimensiones', que reunía desde la baronesa Thyssen al Montserrat Caballé, pasando por Rocío Jurado o Isabel Pantoja. Confiesa que tiene debilidad por los retratos femeninos y su trayectoria regia también incluye a la reina Isabel II de Inglaterra, a la que entregó su retrato en el Palacio de Buckingham. Grandes mandatarios como Fidel Castro y el rey Fahd de Arabia Saudí también han posado para el artista malagueño, mientras que el último encargo que ha recibido es un retrato para el monarca de Marruecos, Mohamed VI.

Pese a su envidiable nómina de mandatarios y reyes, Antonio Montiel reconoce que tiene una cuenta pendiente. En la entrega de los premios de las Bellas Artes en Málaga, el año pasado tuvo tiempo de charlar con la reina Letizia, que le confesó que le hubiera gustado asistir al posado que hizo con el rey en el Palacio de la Zarzuela para el cuadro del Ejército de Tierra. «Se lo agradecí y le dije que esperaba tener la oportunidad de retratarla también a ella y su respuesta fue: 'Me encantaría'», explica el artista. Todavía no está confirmado que el Rey y la Reina asistan a la presentación del cuadro en el Palacio de Buenavista, pero, si vuelven a coincidir, Montiel seguro que le recordará a la monarca que tienen una cita por cerrar.