La Térmica alojará gratis a los alumnos de la provincia que participen en sus cursos

PabloAranda, Juan Madrid, Elías Bendodo, Salomón Castiel y Jesús Reina, ayer en La Térmica. /
PabloAranda, Juan Madrid, Elías Bendodo, Salomón Castiel y Jesús Reina, ayer en La Térmica.

Juan Madrid, Muñoz Molina, Antonio Resines, Alfonso Zapico, Pablo Aranda y Jesús Reina son algunos de los nombres propios de la temporada

REGINA SOTORRÍO

La escena empieza a ser ya un clásico de cada principio de trimestre. Decenas de personas en la Sala 008 de La Térmica despliegan un papel tamaño sábana. Entre ellos hay escritores, gentes del teatro, músicos, gestores culturales... Todos revisan las más de 65 actividades que se detallan en unas de las caras de ese folio gigante. En la otra se ve una imagen, la célebre instantánea de El beso de Robert Doisneau. No es mera decoración. Se presenta la nueva programación del centro de cultura contemporánea y el fotógrafo que captó la vida «como debiera ser» y no solo como es protagonizará una de las exposiciones de la recta final del año. Un cierre de temporada que se sustentará sobre los principios de la «originalidad, la calidad y la difusión cultural», detalló el presidente de la Diputación, Elías Bendodo.

La institución afianza su oferta formativa y facilita el acceso a los residentes en municipios de Málaga con una novedosa iniciativa: los alumnos que se inscriban en sus cursos tendrán alojamiento y manutención gratis. Un ejemplo, en palabras de su director Salomón Castiel, de la «apuesta por la provincia» que hace el centro dependiente de la Diputación.

«No se puede ser escritor y campeón de pesca submarina»

Dice Juan Madrid que no cree en patrias, pero «sí en la memoria de la infancia». Y esa le lleva hasta los callejones de Málaga, «donde me surge la escritura escuchando a los vendedores ambulantes y a los contadores de cuentos», relató el escritor en la presentación del curso de novela que impartirá en La Térmica. Desde niño supo que quería contar historias. «Y por eso tengo una especie de estúpida alegría porque estoy instalado en mi sueño de la infancia», declaró. El autor compara la escritura con una historia de amor absorbente. «No se puede ser escritor y campeón de pesca submarina, porque toda la energía psíquica tiene que estar en la literatura». Es una profesión que se acaba «de viejo y diciendo: todavía me queda por aprender».

Al frente de esos cursos estarán profesores de prestigio, como los escritores Juan Madrid, PabloAranda y JuanFrancisco Ferré en el Taller de Escritura Creativa (Fuentetaja). El autor de Días contados y Tánger (lunes de 19.00 a 22.00 horas) mostrará el proceso de construcción de una novela, pero advierte: «No daremos un carné de identidad de escritor, si alguien pretende tener ya el título está equivocado. Lo que voy a intentar enseñar es a no perder el tiempo, a estudiar en el camino indicado». Pablo Aranda (martes de 19.30 a 21.30 horas) y Juan Francisco Ferré (lunes y miércoles de 19.00 y 21.00 horas), por su parte, ofrecerán herramientas y trabajarán el desarrollo de capacidades en un curso de iniciación a las letras. En lo musical el maestro será Jesús Reina. El violinista acercará a todos los públicos la mal denominada música culta. «Se llama así porque la consideramos como pieza de museo, pero aquí queremos mostrar cómo todas las músicas pueden estar dentro de ella», dijo Reina, que estará acompañado por profesores de la Academia Ivan Galamian, que él impulsa.

Además, por la Escuela de Televisión que dirige Manuel Gutiérrez Aragón pasarán entre noviembre y diciembre actores como Antonio Resines, productores como Tedy Villalba o directivos como Manuel Villanueva, responsable de contenidos de Telecinco. Y más nombres propios: Antonio Muñoz Molina participará en el ciclo Palabras Mayores (11 de noviembre); el premio Nacional de Cómic Alfonso Zapico dará una charla en La Térmica Cómic (26 de noviembre); el Aula de Historia invitará a Fernando García de Cortázar (4 de noviembre);y el ciclo Ciencia y pensamiento contará con Javier Sádaba (6 de noviembre) y Emilio Duró (11 de diciembre).

Más allá de los nombres propios, Castiel hizo hincapié en la «utilidad» de la Térmica para la industria cultural. Destacó la «proyección internacional» que han conseguido creadores residentes como Miguel Gómez Losada u Omar Victor Diop y el papel de las salas de coworking, que han acogido a once empresas que hoy «han ampliado su radio de trabajo». «Hablar de cultura en Málaga es hablar de La Térmica», concluyó Bendodo.