«La obsesión por la tecnología nos ha situado en desventaja»

El decano de la Facultad, Juan Antonio Perles. :: F. PALACIOS/
El decano de la Facultad, Juan Antonio Perles. :: F. PALACIOS

Juan Antonio Perles Decano de la Facultad de Filosofía y Letras

C. SAN MARTÍN MÁLAGA.

Juan Antonio Perles Rochel, decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Málaga desde hace tres años, comenzó su trayectoria profesional como profesor de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional. Fue en el año 1993 cuando Perles entró como docente en la UMA. Desde entonces ha realizado estancias de investigación en las universidades de Chape Hill, California o en Ohio, y ha participado en proyectos de investigación ministeriales y de la Junta de Andalucía.

-¿Qué espera de este curso?

-En este curso espero que se cierre la planificación estratégica en cuanto a grados y dobles grados, una actualización de la formación académica para hacernos más competitivos, y que se avance en la actualización de las infraestructuras, que como dicen los estudiantes es un edificio algo antiguo y requiere una inversión pública elevada y mucho trabajo.

-¿Cómo se adaptaron las TIC en las aulas?

-Con mucha naturalidad. Es otra parte de la leyenda negra que existe sobre las Humanidades, se cree que estamos trabajando siempre con pluma. El progreso nos ha llegado a todos, y tiene su lado negativo y positivo. Es una cuestión también generacional, las personas de más edad siempre tienen más dificultad. El progreso ha sido imparable, nosotros utilizamos las herramientas que nos otorga la universidad. Los profesores jóvenes le prestan mucha atención al uso del campus virtual. Es un criterio que sí se establece y se incorpora a la guía docente; el campus es una herramienta de trabajo fundamental, no sólo como receptor o habitáculo de contenido. Se pueden hacer pruebas o exámenes, yo mismo los hago. Parece que ha habido un momento en el que ha existido mucha obsesión por lo aplicado a la tecnología y eso nos ha situado en una posición de desventaja.

-¿Qué opina de la vuelta de la asignatura de Filosofía a las aulas de los institutos?

-Estamos muy contentos. De hecho, la titulación de Filosofía se resintió cuando se eliminó de las aulas y ahora ha vuelto a tener la demanda que merece, porque es verdad que la reflexión es señera en la creación de personas críticas, en el pensamiento. Pretende dotarnos de los instrumentos necesarios para admirar la realidad con sentido crítico.

Esto en una sociedad democrática es más necesario que nunca. Ahora que la democracia está amenazada por algunos frentes, tener buenos ciudadanos y saber formarlos para que respeten los valores democráticos es fundamental.

 

Fotos

Vídeos