Fuengirola pide a la Junta que concrete la obra en la que habría una fosa común

Las obras para la ampliación de Bioparc ya están al 95% de su ejecución. /I. G.
Las obras para la ampliación de Bioparc ya están al 95% de su ejecución. / I. G.

El Ayuntamiento se va a personar en los próximos días para ver el expediente y presentará alegaciones a la dirección de Memoria Democrática

Iván Gelibter
IVÁN GELIBTER

La posible paralización de una obra en Fuengirola que se podría estar realizando sobre una fosa común de la Guerra Civil sigue sin hacerse efectiva una semana después de que la dirección general de Memoria Democrática (órgano dependiente de la Junta de Andalucía) lo exigiera a través de una misiva al Ayuntamiento.

Según fuentes municipales, el motivo no es que estén en contra de dicha paralización, sino que el organismo regional sigue sin aclarar de qué obra se trata. Tanto la ampliación de Bioparc (al 95% completada) como la concha acústica del Parque del Sol (aún sin empezar) se encuentran en los terrenos del antiguo cementerio, por lo que desde el gobierno municipal exigen una aclaración al respecto.

No en vano, estas mismas fuentes adelantaron que el Ayuntamiento se va a personar en los próximos días para ver el expediente y se pedirá copia de la documentación incluida en el mismo. Además, desde el Consistorio se prepararán las alegaciones correspondientes al mismo.

La pasada semana, este periódico tuvo acceso a la carta en cuestión de la dirección general –firmada por su responsable, Javier Giráldez– que sostenía que habían tenido conocimiento «a través de noticias publicadas por medios de comunicación como por redes sociales de la realización de obras de reforma en el solar del antiguo cementerio municipal», que ocupa actualmente ambos espacios mencionados.

Dos obras, una casi acabada y otra sin empezar, serían las dos posibilidades

Así, explicaban que este espacio podría albergar hasta 28 víctimas de la represión franquista y la Guerra Civil «sin determinar el lugar exacto en el que se ubica». «Por lo que pudiera darse la posibilidad de que pudiera encontrarse bajo el terreno donde se están desarrollando las mencionadas labores de construcción o acondicionamiento», por lo que se sugería que podría ser la actuación de Bioparc. Este periódico preguntó entonces si se trataba por tanto de esta zona, sin que las fuentes regionales consultadas lo confirmaran.

De esta manera, informaban de que las obras deberán paralizarse «hasta que se concediera, si procede, autorización» por parte de la dirección general, una vez que hayan recibido y estudiado los detalles del proyecto.

Además, SUR pudo saber que las obras de ampliación de Bioparc se encuentran sobre un 'parking' construido en 2002. Precisamente por ello, desde el Ayuntamiento explicaron que la clausura (suspensión definitiva de los entierros) data del año 1990. «De modo que en el momento del cierre del cementerio antiguo los restos sin identificar que allí se encontraron se dieron traslado al nuevo, teniendo que pasar 10 años para desmantelarlo de forma definitiva. Por eso se hizo en 2002», matizan. Para ello, en aquella ocasión, se llevó a cabo un Plan de Monda (1995) conforme a la legislación andaluza, «y se actuó conforme a la normativa vigente, con todas las garantías legales», señalaron.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos