Las agrupaciones, protagonistas de la fiesta

La batalla de las flores tomó por la noche la calle Larios. /Eduardo Nieto
La batalla de las flores tomó por la noche la calle Larios. / Eduardo Nieto

El último sábado de carnaval reúne a los malagueños en el pasacalles de los dioses y la batalla de las flores

VICTORIA BUSTAMANTE

El último sábado de carnaval transcurrió con la atenta mirada de los malagueños a las murgas, comparsas y cuartetos en una fiesta donde las agrupaciones tomaron las calles junto con el pasacalles de los dioses, mientras los minoritarios disfraces de los asistentes quedaban relegados a un segundo plano.

Ya a media mañana llegaban los más entregados a la fiesta, en su mayoría niños con la ilusión de lucir trajes de superhéroes, heroínas, príncipes y princesas, animales o stormtroopers del ejército de Star Wars que tomaban el Centro con sus coloridos trajes. Aunque no sería hasta unas horas más tarde cuando el ambiente se transformara enfiesta al ritmo de los cánticos de las agrupaciones.

Las obras del metro, el cambio de Gobierno en Andalucía, la llegada de Vox, la EMT, Limasa o la posibilidad de que Francisco de la Torre siga siendo alcalde de la capital, fueron los temas más recurrentes para las murgas, comparsas y cuartetos que tomaron las calles más céntricas de Málaga para cantar las letras preparadas durante meses.

La murga de 'Alicio el pregonero y los 18 porculeros', de la que forma parte el pregonero de este año, Miguel Ángel Merchán, tomaba la esquina de la Plaza del Carbón para piropear a la ciudad, criticar el cartel de la Semana Santa o el difícil acceso al Centro en un repertorio dedicado al pregón. Desde el grupo destacan que «el carnaval ha evolucionado y la gente se está dando cuenta de que es arte, que preparamos muy bien las letras y la interpretación» por ello, además, dedican un pasodoble a fomentar la cantera en el mundo del carnaval. De igual modo Merchán reivindica su pregón: «Quería hacer algo distinto a lo que se hacía últimamente, más teatral y eso me parecía algo muy bueno». De igual modo admite que el grupo está enamorado de la calle: «Somos muy callejeros, nos encanta la calle, lo disfrutamos mucho y la gente se divierte con nosotros».

Esa misma diversión es la que atrae a la murga de 'Los del gran poder', definiéndose como «la secta iluminati del carnaval», formada por políticos, religiosos y banqueros. Vestidos de verde y morado, rindiendo homenaje a la ciudad, cantaban a ritmo de coplas la salida de Susana Díaz de la Junta, versionando los temas de más actualidad como 'Lo malo', 'El anillo' o el himno de 'Bella Ciao'.

La jornada se centró en las murgas, comparsas y cuartetos y fueron minoría los ciudadanos que se disfrazaron para la ocasión

Otro de los protagonistas del sábado fue el pasacalles de los dioses que marchó por la Plaza de la Constitución, calle Granada, Plaza del Carbón del Siglo o Uncibay. A la cabeza del desfile se situaban los más pequeños acompañados de los dioses infantiles. Minicarrozas de fantasía colmadas de plumas y brillos inspirados en películas infantiles como 'Ratatouille' o 'La sirenita'. El desfile se acompañó de grupos de bailes y música para animar al público. Tras ellos vendrían el príncipe y la princesa de este año. Él acompañado de dos cabezas de dragones y ella con una gran ave de plumaje blanco. Cerrando el pasacalles marchaban los coronados Dios Momo y La Diosa del Carnaval, con sus trajes de 'La magia de las profundidades' y 'Zalandi'.

Colorido

Todo ello en un ambiente de fiesta, color y purpurina en el último sábado de carnaval donde no han sido muchos los malagueños que se enfundado el disfraz. Noelia, de Mary Poppins y su hija de Jane lo reconocen, «improvisamos el traje la noche anterior, hemos venido a las actividades infantiles durante la semana, pero solo se disfrazó la niña, hay muy pocos adultos disfrazados que no pertenezcan a agrupaciones», reconoce. No es el caso de María, que viene con un grupo de amigos y familia con trajes también improvisados. Un escocés, una flamenca, los protagonistas de la película 'Coco', un payaso o una Minnie forman el grupo de niños y adultos que disfrutan la recta final del carnaval con la batalla de las flores y los coloridos desfiles.

El pasacalles de los dioses animó el sábado.
El pasacalles de los dioses animó el sábado. / Migue Fernández