Unos gitanos muy hipsters triunfan en una jornada de estrenos

La comparsa ‘La dueña de la calle’ fue la primera agrupación de voces femeninas. /
La comparsa ‘La dueña de la calle’ fue la primera agrupación de voces femeninas.

La murga 'Los hipstanos' y la formación 'Este cuarteto es un misterio' destacan en una noche en la que debutan tres agrupaciones

JUAN SOTOMálaga

Noche de contrastes en el Alameda separados por el descanso: tres muy buenas agrupaciones abrieron la cuarta preliminar y tres agrupaciones novatas la cerraron. La jornada comenzó con el anuncio de una sanción a la murga Este año salimos desconfiando por no tocar el pito durante la actuación. La agrupación de Doña Mencía (Córdoba) verá reducida su puntuación un 25%.

La dueña de la calle. Comparsa ***

Buenas voces para comenzar la noche

La primera agrupación femenina que pisa las tablas del Alameda se presenta con unas voces muy afinadas y dando síntomas de mejoría año tras año. Con un tipo de contrabandistas que se esconden en los callejones, cantaron con mucha pasión y una gran musicalidad. Sus pasodobles fueron para hablar de la religión y para criticar a los carnavaleros que van de machitos y les acusan de tener voz de pito. «Suenan las gargantas, suenan siempre a oscuras, que para yo faltarte tienen que apagarme la luna», se despidieron.

Este cuarteto es un misterio. Cuarteto ****

La Semana Santa se baja del trono

Judas, Caifás, Sayón y un romano se bajan de un trono para hablar sobre la Semana Santa y la crisis que azota a la cofradía. Parodia muy divertida con letras elaboradas y sin buscar la risa fácil. Divierten al teatro y se lo pasan bien sobre el escenario, con lo compleja que es esta modalidad. Cuplés para las series que ven cuando están encerrados en la hermandad y para hablar sobre las multas a los peatones que crucen sin mirar por la calles. Fue especialmente coreado un concurso de mímica que realizaron durante el tema libre Nivel muy alto en la categoría.

Los hipstanos. Murga ****

Gitanos adictos a la tecnología y con chispa

Los hipsters gitanos de Rute demostraron que lo del año pasado no fue agua de un día. Tras lograr el quinto puesto en el concurso de 2015, se presentan con un repertorio muy fresco y muy metidos en el tipo, como es su fuerte. Estos «gitanitos modernos», que no paran de subir fotos al Twitter con su iPhone, dijeron en sus cuplés que les encantan las diferentes formas de energía y hablaron sobre su afición a los concursos. Se despidieron con un popurrí muy dinámico en donde siguieron contando anécdotas de su vida y su familia. Fue muy aplaudida una cuarteta en donde comparaban los nuevos emoticonos del whatsapp con miembros de su familia. Ole por este grupo que seguro volverá a aspirar a mucho en el concurso de este año.

Juanillo el turronero. Comparsa ***

Panaderos que buscan el carnaval tradicional

Panaderos de La Línea de la Concepción que cocinan sus masas a fuego lento en el Alameda. Cantan detrás de mesas repletas de masas y harina. Repertorio bien defendido y letras muy emotivas. En sus pasodobles reivindican a Andalucía como su nación y narran el drama de un padre separado que debe todo a sus padres por acogerles tras quedarse en la ruina. Se despiden con un popurrí flamenquito.

Cambiando el chip. Murga **

Los optimistas de La Cala se lo pasan en grande

La murga de La Cala del Moral dice que hay que cambiar el chip y ser feliz pase lo que pase. Presentación animada, se divierten sobre el escenario y, a buen seguro van a reventar en la calle. Son optimistas y dedican sus letras a explicar las causas. Cuplé para las obras que hay en el Centro y que rematan con el negro del whatsapp. Curioso. Rematan contando que están tan felices por la gente que les rodea «viviendo en esta tierra y cantando en carnaval».

Estamos en la onda. Murga ***

Un estudio de radio muy colorido y divertido

La murga de Aguilar de la Frontera parodió un estudio de radio para quienes están cansados de las nuevas tecnologías. Presentación divertida y muy afinada. En sus cuplés explican cómo hacerse fotos para ir a la moda y sobre un problema que tiene en la cama la pareja de un oyente. Cantan bien y la idea es origina, pero no hacen toda la gracia que se espera para una murga en este concurso.