Una tromba de agua complica la circulación en la Carretera del Arco entre Colmenar y Riogordo

Imagen del barro acumulado en la calzada de la A-356 este lunes. / SUR

La tormenta ha arrastrado piedras y barro a la calzada, donde la Guardia Civil tuvo que regular el tráfico entre el kilómetro 14 y 15 durante unas horas, hasta que se ha limpiado

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Una fuerte tromba de agua, que apenas ha descargado durante 15 minutos, ha sido suficiente para provocar este mediodía el caos en la Carretera del Arco, la A-356, a la altura de los kilómetros 14 al 15. Aunque no ha sido necesario cortar la vía, en la zona está la Guardia Civil regulando el tráfico, por lo que se pide a los conductores máxima precaución al circular por este entorno. Las imágenes captadas por los vecinos reflejan los efectos del fuerte aguacero, que ha desbordado varios arroyos, llenando de piedras y barro la calzada de esta vía de comunicación fundamental en el interior de la comarca oriental.

Por su parte, en los núcleos urbanos de Colmenar y Riogordo no se han registrado daños en viviendas ni calles como consecuencia de la tromba de agua, según han confirmado a SUR los alcaldes de ambas localidades, José Martín (PSOE), y Antonio Alés (PP), respectivamente. La tormenta sí ha ocasionado algunos daños en las fincas de olivos del entorno, aunque aún están pendientes de evaluarse. Los operarios de Conservación de Carreteras han limpiado la zona, que ha quedado completamente despejada a media tarde.