La suerte del segundo premio viajan por Internet desde Alicante hasta una barriada humilde de Torre del Mar

La suerte del segundo premio viajan por Internet desde Alicante hasta una barriada humilde de Torre del Mar

La familia López compró 12 décimos del 21015 a través de la Red y se ha repartido 1,5 millones entre una veintena de vecinos de Las Malvinas

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El sorteo de la Lotería de Navidad ha viajado en forma de premio desde la localidad alicantina de Pedreguer hasta la barriada veleña de Las Malvinas, una de las zonas más humildes y desfavorecidas de la capital de la Axarquía. La familia López, compuesta por ocho hermanos, se ha repartido 12 décimos del 21015, de manera que más de una veintena de vecinos han sido agraciados con un total de 1,5 millones de euros. Este sábado de la ilusión no se habla de otra cosa en la popular barriada situada en la Cuesta del Visillo, donde la mayoría de las familias están en paro y tienen hijos pequeños.

La idea de comprar los décimos por Internet partió de Macarena López y Antonio Díaz, un joven matrimonio, ambos de 32 años, con dos hijos, de 8 y 3 años, Darek y Dylan. «Quería comprar el número con los años de nacimiento de mis dos hijos y no lo encontraba por ningún lado, así que lo buscamos por Internet, primero me salió una administración de Almansa, pero no les quedaban tantos décimos, y luego llamé a la de Alicante», ha explicado eufórico Díaz, legionario en la base del Ejército español en Viator. «Vamos a terminar de pagar la hipoteca de nuestra casa de Yunquera, donde yo nací», ha confesado respecto al premio.

A través del grupo de Whatsapp que tiene con su familia, Macarena y Antonio ofrecieron los décimos del 21015, y los ocho hermanos López (Juan José, Mari, Mari Carmen, Rafael, Antonio, Francisco, Manuel y Amparo) se apuntaron. También compraron un tío de la familia, 'Chico' y sus dos hijos, Jaime y Sergio. Carmen Salado es la única agraciada del grupo que no es familiar directo de los López, «pero como si lo fuera», ha apuntado esta vecina mostrando la copia del décimo premiado que se han colocado en el pecho para celebrarlo.

Tras conocer que han sido tocados por la fortuna, se han ido a festejarlo al restaurante la Gamba Dorada de Vélez-Málaga, donde también estaban de celebración, pues sus dueños compraron un décimo del segundo de la administración de Almansa (Albacete), un premio que llegó gracias a los propietarios del hotel Dila. «Es la primera vez en mi vida que me toca un premio así y estoy que no me lo creo», han asegurado Amparo López y Víctor Manuel, uno de los matrimonios agraciados en la familia. Con tres hijos y dos nietos, los 25.500 euros que les han tocado los van a destinar a «arreglar el piso y a darle una ayuda a mis hijos», ha detallado Amparo.

Su hermano Antonio, de 48 años, en paro desde hace meses, ha asegurado que el premio le permitirá vivir «mucho mejor» unos años. «Quiero ahorrar por lo menos la mitad, metiéndolo en el banco a plazo fijo, sin tocarlo», ha explicado este veleño, que tiene tres hijas. Mari Carmen López es la única de la familia que no vive en la humilde barriada veleña. Con trabajo fijo en el hotel La Viñuela, ha confesado que los 102.000 euros que le quedan del premio los va a repartir entre sus hijos, Jairo y Carmen María, y su nieto, Thiago.

Los premiados, reunidos en la casa de Amparo, han posado para SUR y se han mostrado «orgullosos» de que, por primera vez en muchos años, su barriada vaya a ser noticia «por algo positivo y bonito». No en vano, en este mismo enclave ocurrieron dos tristes sucesos muy seguidos, en el verano de 2011. En junio de aquel año fallecieron tres miembros de una misma familia en un incendio, parientes de los premiados precisamente este sábado. En agosto de ese mismo año una recién nacida fue rescatada con vida tras ser encontrada abandonada por unos vecinos en un portal.

E. Cabezas