El nuevo Gobierno, dispuesto al trasvase de Iznájar, pero sólo para consumo humano

Asistentes a la reunión de ayer en Sevilla. /SUR
Asistentes a la reunión de ayer en Sevilla. / SUR

Propone aportar 4,99 hectómetros cúbicos a los pueblos de la comarca de Antequera afectados por la sequía, y pide la implicación de la Junta y de los ayuntamientos

Ignacio Lillo
IGNACIO LILLOMálaga

El nuevo Gobierno socialista ha sentado las bases de su propuesta para llevar a cabo el trasvase desde el pantano de Iznájar a los pueblos afectados por la sequía en la comarca de Antequera. De entrada, para diferenciarlo de los tradicionales movimientos de agua entre cuencas –a los que el PSOE se opone– lo han denominado «transferencia», y la principal diferencia estriba en que estos recursos sólo se podrán utilizar para el abastecimiento de la población y el consumo humano, pero no para riego.

Así lo explicaron a SUR asistentes a la reunión que tuvo lugar ayer en Sevilla entre Joaquín Páez, recién elegido presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica), y una comitiva de alcaldes y concejales de la zona, a la que se sumó el diputado socialista Miguel Ángel Heredia. Otra cuestión que se aclaró es que el volumen que se podrá movilizar será de 4,99 hectómetros cúbicos, y la cifra es significativa: hasta esa cantidad máxima la puede aprobar directamente el Consejo de Ministros, mientras que a partir de cinco ya es necesario tramitar una ley. Durante el encuentro, el representante del Gobierno central también puso de relieve que hay varias infraestructuras que habrá que ejecutar para llevarlo a cabo, sobre todo una tubería desde Iznájar hasta la comarca, así como tomas de baja, para conducirla a los pueblos. Por ello, reclamó un esfuerzo combinado de todas las administraciones (ministerio, Junta y ayuntamientos), así como un compromiso de aplicar medidas de ahorro de agua.

En la cita participaron representantes de Antequera, Fuente de Piedra, Mollina, Villanueva del Rosario, Villanueva del Trabuco, Casabermeja, Cuevas de San Marcos, Villanueva de Tapia, Villanueva de Algaidas, Humilladero, Alameda, Archidona y Cuevas Bajas. La Subdelegación del Gobierno informó de que Páez mostró la sensibilidad del Ejecutivo ante este problema, y trasladará de forma inmediata la preocupación de los alcaldes de la comarca a la Dirección General de Agua.

También pidió tiempo para trabajar las soluciones con todas las administraciones implicadas. «El abastecimiento a los 80.000 habitantes afectados es una problemática por encima de cualquier color político», afirmó. En este sentido, aclaró que, de llevarse a cabo el proyecto de transferencia, «este excedente será para paliar sólo y exclusivamente el abastecimiento de las poblaciones afectadas. No cabe ningún otro uso, teniendo en cuenta que estamos hablando de la cuenca del Guadalquivir, que es deficitaria».

Heredia, por su parte, destacó que el presidente de la Confederación les atendiera apenas un mes después de incorporarse. Una actitud que, a su juicio, choca con la del PP, que «no tuvo voluntad política para hacerlo en siete años».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos