Instan al propietario a retirar la maquinaria pesada abandonada en el parque natural

La cantera de Los Colmenarejos se cerró en julio de 2000. :: e. c./
La cantera de Los Colmenarejos se cerró en julio de 2000. :: e. c.

El Ayuntamiento intenta que el antiguo concesionario de la cantera de Colmenarejos desmantele los vehículos que llevan allí dos décadas

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

La maquinaria pesada abandonada desde hace casi dos décadas en el barranco de Los Colmenarejos, en pleno parque natural de las Sierras Tejeda, Almijara y Alhama, dentro del término municipal de Nerja, continúa en el mismo lugar, a pesar de que el Ayuntamiento lleva casi dos años intentando forzar al propietario, el último concesionario de la cantera, a que la retire de inmediato, aunque cumpliendo, eso sí, con una serie de medidas de seguridad y de prevención. Desde que este periódico se hizo eco, por primera vez y en exclusiva, de la situación existente en este enclave, en marzo de 2017, el Consistorio nerjeño, gobernado por un tripartito en minoría formado por PSOE, IU y EVA-Podemos, está tratando de que la empresa Orlando S. L. proceda a retirar la maquinaria, entre la que hay una veintena de vehículos industriales y pesados de un gran tamaño, que han sido objeto de robos frecuentes y ataques vandálicos durante estas casi dos décadas.

El empresario Orlando Rodríguez declaró a SUR que el Ayuntamiento les pidió que subsanaran una serie de aspectos del plan presentado para proceder a su retirada, y que tienen pendiente concretar estas medidas. «El valor económico que tiene aquello es para chatarra, apenas 30.000 ó 40.000 euros, y sólo el responsable de seguridad para la retirada me cuesta 7.000 euros al mes», argumentó.

El empresario mantuvo durante años un litigio contra el Ayuntamiento por la clausura de la cantera cuando se declaró como espacio protegido por la Junta dentro del parque natural. Sin embargo, nunca consiguió un pronunciamiento judicial favorable. El edil de Medio Ambiente, Jorge Bravo (IU), explicó que van a volver a insistir al propietario para que retire la maquinaria «cuanto antes», ya que no es razonable que eso continúe allí después de casi dos décadas. Cuando este periódico publicó la primera noticia, en marzo de 2017, el exalcalde y diputado provincial, José Alberto Armijo (PP), apuntó que no recordaba los detalles del expediente por el que se precintó la cantera.