La Guardia Civil cree que el tapón lo formó Julen en su caída por el pozo

Estado inicial del tapón, con la bolsa de chucherías y el vaso de plástico. / SUR

Los investigadores han llegado a esa conclusión tras el visionado de las imágenes, aunque falta el resultado de los análisis de la tierra extraída

JUAN CANO , ALVARO FRÍAS y FERNANDO TORRESMálaga

Mientras esperan las pruebas científicas, esto es, el análisis en el laboratorio de las muestras de tierra del tapón, los investigadores de la Unidad de Policía Judicial Guardia Civil de Málaga han examinado «horas» de grabaciones de la cámara del robot que la empresa de desatoros Pepe Núñez proporcionó al operativo de rescate del pequeño Julen.

Tras el visionado de esas imágenes, los agentes llegaron a una serie de conclusiones sobre la tierra hallada sobre el menor que ya han sido aportadas a la titular del Juzgado de Instrucción número 9, que dirige la investigación del caso. La principal: que el tapón «puede» –a falta de que lo confirme el laboratorio– ser producto de la propia caída del niño por el pozo y de los intentos de rescate.

La abogada que representa a los padres de Julen, Antonia Barba García, avanzó ayer que, tras examinar la investigación realizada hasta el momento por la Guardia Civil, la formación de ese tapón fue «fortuita» y que está compuesto de «material del propio pozo», aunque la letrada rehusó entrar en más detalles por respeto a la instrucción judicial.

Terreno «heterogéneo»

Sin embargo, este periódico ha podido confirmar que a esa conclusión han llegado los agentes tras examinar 16 archivos fotográficos y 23 vídeos del interior del pozo proporcionados por la empresa de desatoros. La investigación ha determinado que la composición del terreno es «heterogénea» y han observado que el pozo tiene «zonas duras con paredes lisas y otras más blandas, con materiales sueltos (rocosos) y arenosos».

Los guardias civiles consideran que esos materiales «se pueden desprender fácilmente». De hecho, los distintos descensos de la cámara del robot, pese a su escaso peso, provocaron «pequeños desprendimientos» por el roce de la guía y de la cámara.

Los investigadores subrayan que en las primeras imágenes obtenidas de la superficie del tapón «no se halla ningún objeto extraño sobre el mismo, solo tierra y piedras, formando barro debido a la humedad existente», ya que en ese tramo del pozo había filtraciones de agua. Posteriormente, durante las labores de rescate, se observó cómo caía al fondo del mismo una bolsa vacía de gusanitos de la marca Tejitas y un vaso de plástico.

En definitiva, los investigadores creen que el arrastre de tierra y piedras durante la propia caída del menor, y los desprendimientos producidos al introducir distintos artilugios para el rescate, formaron el tapón. Y que las filtraciones de agua hicieron que esa tierra «se compactase formando barro, lo que impidió la succión de la misma con la maquinaria de que se disponía».

Los padres de Julen tomarán medidas por burlas en redes

La abogada de los padres de Julen ha asegurado que se han iniciado medidas judiciales por comentarios en tono de burla y que consideran ofensivos sobre la muerte del niño en las redes sociales. Así, en declaraciones a Europa Press, la letrada Antonia Barba ha indicado que ya se ha presentado una denuncia por este tipo de comentarios en las redes sociales, que ha correspondido a un juzgado de instrucción de la capital, y se está preparando otra que «se interpondrá en breve». Asimismo, la letrada ha explicado que en las denuncias se están transcribiendo «literalmente los comentarios para que el juzgado los encuadre» en el tipo delictivo que corresponda.