Entra en vigor la subida del recibo del agua en cinco municipios de la Axarquía

Entra en vigor la subida del recibo del agua en cinco municipios de la Axarquía

El acuerdo adoptado por PSOE e IU, con el rechazo de PP, PA y Por Mi Pueblo, conlleva una nueva tasa fija de depuración, con la que se esperan recaudar 600.000 euros anuales

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

Los alrededor de 150.000 vecinos que viven en los municipios de Vélez-Málaga, Rincón de la Victoria, Torrox, Algarrobo y Benamocarra tienen que prepararse este mes para ver como suben los recibos del agua, tras la entrada en vigor ayer de la nueva ordenanza reguladora de la tasa por depuración que cobra la empresa pública de aguas Axaragua, dependiente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Oriental-Axarquía.

El cambio fue aprobado el pasado 28 de junio en una Junta Plenaria, con los votos favorables de PSOE e IU, el rechazo de PP, Por Mi Pueblo y el vocal andalucista de Rincón de la Victoria, José María Gómez 'Pepín', mientras que el edil andalucista veleño Marcelino Méndez-Trelles se abstuvo. La nueva ordenanza introduce un tipo fijo, que hasta ahora no existía, que oscila entre los 2,1 euros y los 57,14 euros, en función del calibre del contador. Además, modifica los tramos del tipo variable. El objetivo de los cambios, que desde el gobierno defienden como «una exigencia para cumplir con la legislación en materia de aguas y saneamiento», es recaudar unos 600.000 euros anuales.

Estos ingresos persiguen equilibrar las cuentas de Axaragua, que acumula una deuda de diez millones de euros, debido fundamentalmente a que anualmente transfiere un canon de casi 900.000 euros a la Mancomunidad Oriental, para su funcionamiento, incluyendo el pago de los sueldos de los cargos políticos. La aprobación definitiva de estas nuevas tarifas de depuración, que únicamente se pagan en los cinco municipios que cuentan con depuradoras, que gestiona Axaragua, ha supuesto la ruptura del acuerdo de gobierno que mantenían desde el comienzo de esta legislatura PSOE e IU con el PP.

El pasado viernes, el presidente del organismo que agrupa a los 31 municipios de la comarca oriental, el alcalde de Iznate, Gregorio Campos (PSOE), cesó a la vicepresidenta segunda y responsable del área de Nuevas Tecnologías, la portavoz del PP en Algarrobo, Natacha Rivas, retirándole las delegaciones y el sueldo que venía cobrando desde el pasado abril, que sumaba 40.000 euros brutos anuales. La exalcaldesa algarrobeña sustituyó en el cargo al alcalde de Comares, Manuel Robles (PP), quien dimitió a principios del pasado marzo en desacuerdo por la decisión de su partido de votar en contra de la modificación inicial de las tarifas de depuración, ya que, según dijo, había negociado abstenerse para permitir su aprobación.

Campos ha argumentado que la revisión de las tarifas de depuración de Axaragua era «una obligación legal», porque los costes del servicio se habían incrementado en los últimos años y no existía una tasa fija para las viviendas vacías. «La repercusión es mínima. El 85% de las viviendas van a registrar un incremento mensual medio en la tasa de aguas residuales de sólo tres céntimos», aseguró. El presidente criticó al PP «por su falta de responsabilidad e implicación en la gobernabilidad de la institución».

Por su parte, el alcalde de Torrox y portavoz del PP en la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Oriental, Óscar Medina, criticó que PSOE e IU tomen «represalias políticas» contra su partido y «busquen venganza» por no haber apoyado la subida del recibo del agua y haberse opuesto «al abuso que supone para los ciudadanos». El que fuera presidente del organismo supramunicipal en la pasada legislatura insistió en que la postura de su grupo «ha sido siempre evitar cargar sobre los hombros de los ciudadanos el peso y la responsabilidad de una mala gestión».

 

Fotos

Vídeos