Cuatro heridos al invadir un vehículo una terraza en Caleta de Vélez

Imagen de cómo quedó la terraza tras el accidente./SUR
Imagen de cómo quedó la terraza tras el accidente. / SUR

El coche invadió la acera tras romper un bolardo, tumbar una farola y derribar el toldo de la terraza

Eugenio Cabezas
EUGENIO CABEZAS

El matrimonio de empresarios de Torre del Mar formado por Antonia López y Modesto Gómez acudió al mediodía del lunes al puerto de Caleta de Vélez para comprar el marisco y el pescado para la cena de Nochebuena. Eran las 14.00 horas y decidieron sentarse en la terraza del bar El Calderón para tomarse un aperitivo. Iban acompañados de las dos hermanas de ella, Eva y Mercedes, de 47 y 57 años, respectivamente. A los pocos minutos, un coche los arrolló a todos de improviso, invadiendo la acera, tras romper un bolardo, tumbar una farola y derribar el toldo de la terraza en la que se acababan de sentar.

El que salió peor parado del accidente fue Modesto, que sufre una fractura en el fémur de su pierna izquierda, de la que ya ha sido intervenido en el Hospital Comarcal de la Axarquía, donde permanece ingresado. Las tres mujeres presentaban policontusiones y dolores diversos, así como mareos, como consecuencia del atropello y del enorme shock que sufrieron. «Fue horroroso, terrible, no se lo deseo a nadie», ha expresado este martes, Día de Navidad, a SUR Antonia López desde el centro sanitario veleño donde está acompañando a su marido. «Nos han dado las Navidades», se ha lamentado.

La conductora del turismo que los arrolló era de nacionalidad extranjera, de unos 40 años. Al parecer, según ha explicado López, la mujer estaba aparcada justo enfrente de la terraza y cuando se disponía a salir con su vehículo, los embistió, «sin que pudiéramos darnos cuenta ni reaccionar». «Parece ser que dijo que había confundido los pedales de acelerar y frenar, el caso es que una vez que nos embistió seguía acelerando hacia atrás, no se iba», ha manifestado esta empresaria de Torre del Mar, con un negocio de colchones y descanso.

Según ha detallado, las emergencias sanitarias y la Policía Local «tardaron una eternidad, o por lo menos eso me pareció a mí, porque mi marido estaba en la silla con la pierna destrozada», ha apostillado la mujer, aunque ha querido agradecer, en todo momento, «el magnífico trato» recibido por parte de todos los profesionales sanitarios que intervinieron para atenderles, así como del personal del establecimiento hostelero y del resto de los clientes que allí había.

Los cuatro heridos fueron derivados al centro sanitario. Las tres mujeres recibieron el alta a las pocas horas, aunque Mercedes regresó por la tarde al presentar nuevos síntomas de mareo. «La mujer del coche sólo decía que no sabía lo que había pasado», ha apuntado López, quien ha dicho que en la terraza había otras mesas ocupadas en ese momento, «pero el coche se vino justo hacia nosotros, aprisionando a mi marido la pierna contra el poste del toldo, hasta derribarlo», lo que le ocasionó la fractura del fémur izquierdo.

La Policía Local de Vélez-Málaga es la encargada de instruir el atestado policial tras el siniestro. Al parecer, la conductora dio negativo en la prueba de alcoholemia que le realizaron tras el suceso. Los agentes continúan recabando testimonios de testigos y de las víctimas para completar la documentación, que remitirán al juzgado de guardia de la capital de la Axarquía.